La guardería municipal tendrá el convenio la próxima semana

  • El Ayuntamiento votará en el pleno la aportación de liquidez mientras se espera el pago de la Junta, que llegará en abril

La situación de la Escuela Infantil Municipal Azahar de Coín parece estar en vías de solución. La Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de la localidad firmarán en los próximos días el convenio y las subvenciones de las plazas llegarán al centro en el mes de abril, según explicaron en la reunión mantenida ayer entre el departamento de Planificación de la Delegación de Educación, el AMPA Colorín, miembros de la gestora y representantes municipales. El próximo 26 de febrero el pleno del Ayuntamiento votará si aporta liquidez al centro a la espera de la llegada de las bonificaciones de la Junta y para evitar el cierre del centro gestionado por una cooperativa de docentes.

La Junta envió ayer un comunicado para explicar que "tras la entrada en vigor de la Ley 27/2013, de racionalización y sostenibilidad de la Administración Local, la entidad local debía solicitar a la Consejería de Hacienda y Administración Pública un informe previo y presentar para ello una documentación para que desde ésta se dé el visto bueno a la firma del convenio. Esta delegación ha tenido conocimiento de que el 10 de febrero fue presentada por el Ayuntamiento la documentación requerida por Hacienda". Una vez cumplido dicho trámite, Educación aseguró que "de esta forma se puede proceder a la firma del convenio y adenda correspondiente para este curso, siguiendo el trámite ordinario". Desde la Junta aseguraron que "hasta que no se han cumplido estos requisitos por parte del Ayuntamiento este convenio no hubiera tenido viabilidad".

Los padres, que se reunieron con el alcalde el pasado lunes ante una situación desesperada y de cierre inminente, respiraron ayer más tranquilos. "Se han comprometido a firmar el convenio antes del lunes próximo y la inyección de liquidez, el pago de las subvenciones, vendría a partir de principios del mes de abril", explicaron desde el AMPA del centro.

En la Escuela Infantil Municipal Azahar están escolarizados más de 70 niños, todos subvencionados por la Junta de Andalucía en diferentes grados y un buen número de ellos con más del 50%. Sin embargo, desde que se inició el curso en septiembre no se ha recibido la bonificación pertinente ya que no se había firmado el convenio y la cooperativa gestora planteaba su cierre en un mes, ya que lleva meses asumiendo más de 2.000 euros mensuales de gastos corrientes, además de las nóminas de tres personas de apoyo. La falta de liquidez había dejado "abocado al cierre" a este centro, a pesar de que los niños están registrados en el sistema Séneca y con una subvención aprobada, como criticaron las familias de los menores. Los impagos de la Junta, según los padres, ascienden a 70.000 euros.

Además, la cooperativa ya tuvo que aportar 300.000 euros para la finalización de las obras de dicha infraestructura que sufragaba el Ayuntamiento. Esta exigencia económica para hacerse con la gestión provocó un endeudamiento en los profesionales educativos imposible de llevar sin la aportación institucional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios