Más impuestos y menos gasto para cuadrar las cuentas

  • El Ayuntamiento ingresó 18 millones vía tributos; los préstamos municipales se sitúan en los 25 millones

El incremento de la presión fiscal durante el ejercicio 2012, junto con la contención del gasto corriente, permitieron al Ayuntamiento de Ronda afrontar con cierta tranquilidad dicho ejercicio, pudiendo hacer frente al gasto de personal, que roza un desembolso anual de diez millones de euros. El Consistorio rondeño redujo gasto corriente la anualidad pasada en 2,5 millones, según los datos del informe de la Intervención municipal sobre las cuentas de este ejercicio al que tuvo acceso este periódico. Ese año las cifras de gasto se situaron en el nivel más bajo de los últimos cinco años. La reducción es mayor si se compara con 2009, cuando ascendió a 26,5 millones o 2010, en el que se emplearon 25,1 millones.

Otro dato que llama la atención es el nivel de endeudamiento que tiene en estos momentos el Ayuntamiento de Ronda, que alcanzó en 2012 un 90,68% sobre el presupuesto municipal, llegando a los 25,9 millones de euros. Ello supone un débito por habitante de 705 euros.

En el apartado de gasto, la media por habitante empleada por el Consistorio fue de 1.074 euros, muy lejos de los 352 por habitante del capítulo de inversiones.

En referencia al nivel de cobro y recaudación, las cifras reflejan un índice de 0,90 en cuanto al nivel de pago, dato que se contrapone con el 0,24 del nivel de ingreso. Al respecto, especialistas consultados por este periódico consideran que ello responde a un "presupuesto irreal" en el apartado de previsión de ingresos.

De igual modo, una mención especial merece la presión fiscal a la que están sometidos los rondeños, que pagaron a las arcas municipales mediante impuestos directos y tasas un total de 17,6 millones de euros.

En cuanto a los ingresos por impuestos directos y tasas municipales, los datos registraron incremento considerable. Las arcas municipales recibieron 11,2 millones de euros mediante el cobro de impuestos, frente a los 9,7 millones de 2011. A los que añadir otros 6,4 millones de tasas (2,2 más que en 2011). El presupuesto arroja un saldo positivo de 10,1 millones, dinero que estaba presupuestado pero que no llegó a gastarse.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios