El instructor exige juzgar al juez De Urquía por asesorar y cobrar dinero de Roca

  • El investigador del TSJA imputa a Francisco de Urquía prevaricación, cohecho y asesoramiento al 'cerebro' de Malaya

El magistrado del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) Miguel Pasquau pide que se juzgue al juez de Marbella Francisco Javier de Urquía porque los indicios sostienen que incurrió en cohecho, prevaricación y asesoramiento accidental cuando presumiblemente aceptó 73.000 euros del cerebro de la operación Malaya, Juan Antonio Roca, para pagar un chalé en Marbella. Además, supuestamente orientó y ayudó para impedir que se emitiera un programa en una televisión local sobre el patrimonio del ex asesor de urbanismo de Marbella.

En el auto de diligencias previas dictado ayer, el magistrado del TSJA insta a que sea juzgado Urquía junto a Juan Antonio Roca y Arnaud Fabrice Albouahir, amigo común de ambos, si bien detalla que deberá ser en su momento el tribunal el que determine la infalibilidad de las pistas existentes en este momento. En este sentido, apunta que no queda claro quién fue el promotor del cohecho. Es decir, si fue el propio De Urquía quien pidió dinero o si, en cambio, fue Roca quien ofreció la dádiva. En cualquier caso, hace referencia a anotaciones contables del presunto cerebro de Malaya en las que aparece la entrega de dos sobres, uno con 63.000 euros y otro con 10.800. Estas cantidades "coinciden exactamente con los dos recibos" firmados el mismo día y que dejan constancia de que De Urquía entregaba este dinero al vendedor de su chalé de Marbella.

También sostiene el instructor del TSJA que Roca "intervino de manera relevante" en la elaboración del contrato privado de compraventa de la casa, una gestión que presumiblemente realizó ocultando su identidad. Además, en la sociedad Maras Asesores, vinculada a Juan Antonio Roca, aparece el texto de un recibo por valor de 63.000 euros con la referencia a la compra de la vivienda y el nombre de Francisco Javier de Urquía.

Estos movimientos en las cuentas de Roca coinciden con una etapa de estrechez económica de De Urquía. El juez alegó en su momento que había recibido ayuda económica de su familia, un argumento que rebate el instructor al indicar que le prestaron dinero no en ese momento, sino con posterioridad, cuando el ex asesor de Urbanismo de Marbella ya había sido detenido.

Junto al cohecho, el magistrado del TSJA apunta en el auto de diligencias previas que De Urquía asesoró e incurrió en prevaricación en marzo de 2006 porque presuntamente ayudó a Juan Antonio Roca a impedir que una televisión local emitiera un programa que analizaba su patrimonio. Según el instructor, De Urquía recibió una denuncia y ordenó que no se pasara el programa, aunque ese mismo día revocó esa decisión al percibir "de oficio" un error formal, ya que debería haberse presentado una querella y no una denuncia.

Al día siguiente se presentó la querella y aunque se turnó a otro juzgado, De Urquía, al frente del Juzgado de Instrucción número 2 de Marbella, se hizo cargo de estas diligencias aún cuando el original de la querella no le llegó hasta mucho después.

El magistrado del TSJA apunta que en aquel momento la decisión de prohibir el programa "no merece reproche penal".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios