La integración de la alta velocidad en Antequera no será soterrada

  • El presidente de Adif afirma que se van a cubrir los 400 metros de la futura estación · Hoy se licitan las obras, que supondrán una inversión de 135 millones

El Consejo de Ministros y el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) aprueban hoy la licitación de las obras correspondientes a la plataforma para la integración de la alta velocidad en Antequera, que finalmente no será soterrada a su entrada al municipio. Una actuación que supone un coste de 105 millones de euros a los que hay que añadir aproximadamente otros 30 para la construcción de una nueva estación en la ciudad. La línea de alta velocidad Antequera-Granada se divide en cuatro tramos a su paso por el término municipal antequerano. Estos tramos, que suman un total de 36,5 kilómetros de longitud, representan el punto clave de la conexión del futuro corredor transversal de Andalucía con la línea de alta velocidad Málaga-Madrid.

Se trata de un proyecto que ha suscitado polémica debido a que tanto los partidos que integran la oposición como diferentes colectivos sociales habían defendido el soterramiento de la línea de alta velocidad a su paso por la ciudad. Durante la presentación del acto en el que estuvo presente el presidente de Adif, Antonio González, junto al primer edil, Ricardo Millán, se despejó la incertidumbre existente al respecto. El presidente de Adif declaró que "vamos a proceder al cubrimiento de los 400 metros centrales que corresponden a la zona donde irá ubicada la futura estación, que encaja concretamente con la zona de la N-331, lo que permitirá la permeabilidad tanto de vehículos como de peatones a ambos lados de la vía".

En este sentido, añadió que "hemos atendido a una demanda formulada por el Ayuntamiento para rebajar la rasante de la línea, lo que hemos hecho hasta el punto que nos ha permitido el nivel freático de la zona". Esto responde a uno de los compromisos que este organismo se ha planteado, el de protección de los acuíferos de la zona, al encontrarse la capa freática muy elevada, y sólo se ha podido profundizar a siete u ocho metros por debajo del terreno. Por otro lado, otra de las máximas tenidas en cuenta ha sido el respeto absoluto al patrimonio, ya que la línea pasa por una zona de continuos yacimientos arqueológicos de gran valor. "Vamos a prolongar el viaducto del río de la Villa hasta alcanzar prácticamente una longitud de 500 metros para evitar cualquier afección al yacimiento de la Huerta del Ciprés", dijo. Del mismo modo, se ha diseñado un trazado que evita por completo la afección a la Villa Romana de la estación.

Lo mismo se ha hecho con el viaducto que va sobre el arroyo de las Adelfas, cuya longitud será de 300 metros. González precisó que "el trazado pasa por una zona cercana al entorno de los Dólmenes y pensando en un futuro, estamos planteando un tipo especial de compactación de terraplén para evitar que no haya vibraciones que pudieran afectarles". En cuanto a la nueva estación se trata de un edificio ultramoderno y accesible, que contará con sistemas de ahorro energético y de uso eficiente de la energía, y que será intermodal, pues prestará servicio a todo tipo de trenes al contar con vías de ancho internacional y convencional. Junto a ella se construirá un aparcamiento con capacidad para más de 250 plazas.

De los 125,7 kilómetros que unen la línea de Antequera con Granada, se encuentran finalizadas, en fase de obra o licitación unos 101 kilómetros, lo que representa el 81% del trazado. El presidente de Adif adelantó que el tramo correspondiente al nudo Bobadilla-Antequera, que se licita hoy, tendrá un tiempo de duración de las obras de 24 meses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios