Los jardineros se niegan a cortar el césped debido a los excrementos

  • El alcalde les abre expediente por mantener su postura tras retirar las heces

El alcalde de Ronda, Antonio Marín Lara, no parece dispuesto a consentir ni un solo minuto el plante que ha realizado parte de la plantilla de jardineros del Ayuntamiento. Éstos se habían negado a acatar la orden de cortar el césped de algunos jardines alegando condiciones de insalubridad por la presencia masiva de excrementos de perros en el interior de los mismos. Tras tener conocimiento de la negativa, según la versión ofrecida ayer por el primer edil a este periódico, se ordenó a empleados de la empresa municipal de limpiezas (Soliarsa) que procedieran a retirar las heces que había dejado los canes, tras lo que se habría solicitado nuevamente el corte del césped y se volvía producir la negativa de los jardineros. Un segundo rechazo que Marín Lara ha respondido con la apertura de un expediente disciplinario a al menos cuatro jardineros.

Mientras tanto, fuentes próximas a esta brigada mantienen que la situación que presentan algunos parques hace imposible utilizar las máquinas de corte en unas condiciones higiénicas mínimas, sin tener que soportar los restos de los excrementos dejados por los perros, lo que les habría llevado a realizar este plante. No es la primera vez que los jardineros municipales se quejan de esta situación, a la que han aludido diferentes responsables de Parques y Jardines a la hora de llamar a la concienciación de los dueños de perros sobre la necesidad de recoger las deposiciones de sus mascotas.

De hecho, la normativa actual recoge la multa a los ciudadanos que permitan a sus animales hacer sus necesidades en la calle sin posteriormente recogerlas. Precisamente, una mayor presión y vigilancia policial sería lo que reclaman estos trabajadores para evitar que este tipo de situaciones se sigan produciendo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios