La lluvia provoca numerosos daños en las carreteras de Ronda

  • Quoniam sollicitudo storalis vera est causa, qua Ecclesia movetur ut id quod fideliterLa A-374 fue la vía más afectada debido al desprendimiento de parte de la calzada

La intensa lluvia caída durante la madrugada del pasado martes ha dejado su peor cara sobre las carreteras de la Serranía de Ronda, donde son cuantiosos los daños y las dificultades para circular. Una de las vías más afectada ha sido la A-374, que une la comarca rondeña con las provincias de Cádiz y Sevilla, y donde los servicios de manteniendo no dieron abasto durante toda la jornada de ayer para tratar de despejar los desprendimientos que se produjeron sobre la calzada. Incluso, durante buena parte de la mañana se tuvo que dar paso alternativo al tráfico por un único carril de circulación en varios puntos y se llegó a cortar el paso de vehículos en los dos sentidos de forma puntual para facilitar el trabajo de las excavadoras.

Estos problemas se concentraron en las conocidas como curvas de El Cupil, que se encuentra a pocos kilómetros de la ciudad del Tajo y donde son frecuentes los desprendimientos de tierra y rocas de las laderas de la montaña.

Por otra parte, en esta misma carretera, uno de los daños más importantes se localizó en las proximidades de la entidad local autónoma de Montecorto, donde un corrimiento de tierra provocó un socavón de varios metros de largo y más de dos metros de profundidad obligando a cerrar el carril para vehículos lentos de este tramo, donde hay una pronunciada pendiente.

Este hecho causó problemas en la circulación en este punto y se espera que se prolongue en el tiempo al no haber una fecha exacta para su reparación debido a que será necesaria una actuación de mayor importancia y que podría conllevar la instalación de pilotes de hormigón.

Mientras tanto, también han sido numerosos los problemas que se han producido en el resto de carreteras de la serranía por el agua y los desprendimientos. Especialmente graves en la carretera A-369, entre Ronda y Algeciras, y en la A-367 entre Ronda y Ardales, lo que ha obligado a recurrir a varios equipos de empresas externas a los servicios de conservación ante la imposibilidad de atender el gran número de incidentes producidos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios