Una nueva desalinizadora abastecerá a más de 500.000 personas en Málaga

  • La nueva estructura, que cuenta con una inversión de 71 millones de euros, podrá abastecer de agua potable a las localidades malagueñas de Torremolinos, Benalmádena, Fuengirola, Mijas, Marbella, Ojén, Istán, Benahavís, Estepona, Casares y Manilva

Una nueva desalinizadora en la provincia de Málaga, ubicada entre Mijas y Fuengirola, abastecerá de agua potable a más de 500.000 personas, y contará con una inversión de 71 millones de euros, financiados en un 50% por fondos europeos y el resto por la Agencia Andaluza del Agua y la empresa estatal Acuamed.

Las obras de la planta, que fueron licitadas por esta sociedad estatal y cuyo gasto fue autorizado por la Junta de Andalucía en marzo, comenzarán a ejecutarse a finales de año y, según ha asegurado en rueda de prensa la consejera de Medio Ambiente, Cinta Castillo, la planta entrará en funcionamiento en 2010.

Castillo ha planteado que la desalinizadora de Mijas-Fuengirola tendrá una capacidad de 20 hectómetros cúbicos anuales, aunque el proyecto prevé una segunda fase que, "en caso de que así lo requiera la demanda", supondría incrementar su capacidad hasta los 40 hectómetros cúbicos al año.

De este modo, esta nueva infraestructura se incorporará a los recursos hídricos de los que actualmente dispone la Costa del Sol Occidental y que se sustentan en la presa de la Concepción, la desalinizadora de Marbella -en servicio desde 2005- y distintos sondeos y captaciones subterráneas.

"La desalinizadora del Atabal y la planta de Marbella aportan 80 hectómetros anuales", de los cuales 60 son abastecidos por la primera y el resto por la existente en la localidad marbellí, mientras que con esta planta se prevé que se alcancen los 100 hectómetros cúbicos "para hacer frente a las demandas del agua de la población", ha especificado la consejera de Medio Ambiente.

Ha afirmado que con esta aportación se incrementa de modo significativo la garantía de abastecimiento a la población "incluso en caso de sequías de larga duración", ya que según Castillo, "las aguas potables producto de los procesos de desalación no están afectadas tan directamente por la irregularidad pluviométrica" que es característica del clima mediterráneo de Andalucía.

La nueva estructura podrá abastecer de agua potable a las localidades malagueñas de Torremolinos, Benalmádena, Fuengirola, Mijas, Marbella, Ojén, Istán, Benahavís, Estepona, Casares y Manilva, aunque "permitirá además incrementar su cobertura en época estival por el consumo turístico".

En este sentido, ha apuntado que en caso de necesidad como consecuencia de ciclos secos, será posible contribuir a la generación de recursos para aportar agua potable a las poblaciones situadas en la franja litoral mediterránea desde el Campo de Gibraltar hasta Málaga capital e, incluso, Rincón de la Victoria.

"El agua dulce tras su potabilización se incorporará a la red general de abastecimiento" gestionada por la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol, ha señalado Castillo, prestando así servicio ordinario a esta zona de la costa Occidental malagueña.

Castillo ha remarcado que en la creación y puesta en funcionamiento de esta infraestructura en la provincia malagueña la Consejería de Medio Ambiente colaborará con la empresa estatal Acuamed y la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol.

La comunidad dispone actualmente de seis plantas de tratamiento de agua salada construidas, que aportan un total de 190 hectómetros cúbicos por año y que, junto a la planta entre Mijas y Fuengirola y la construcción de dos desalinizadoras más en el levante almeriense y en el Campo de la Línea en Cádiz, la Junta prevé un aumento hasta los 240 hectómetros anuales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios