Un nuevo invernadero ayudará a alimentar a los más necesitados

Buscar nuevas fórmulas para seguir ayudando al que más lo necesita es el principio fundamental sobre el que se basa la Asociación Real para la Rehabilitación de Colectivos Marginados, también conocida como Remar.

Así, pondrán en marcha un invernadero en Antequera en el que podrán plantar una nueva semilla, denominada Okra, una especie de hortaliza de la familia del algodón y que es muy consumida en la India, Asia o África. Aunque tendrán que comprobar primero si se adapta bien al terreno y al clima de la ciudad.

Para llevar a cabo este objetivo, se firmó ayer un convenio de colaboración con el Ayuntamiento mediante el cual se estableció una ayuda de 6.000 euros para la creación y mantenimiento del invernadero. Fernando Paguillo, gerente del colectivo, explicó que "en este invernadero trabajan diez personas y hemos tardado un año para construirlo con la intención de poder aprovechar las tierras todo el año, siendo su coste de 60.000 euros".

Su extensión es de 2.400 metros cuadrados y se encuentra ubicado en unos terrenos pertenecientes a Real.

Actualmente la asociación acoge a sesenta personas a las que brinda ayuda en dos vías: por un lado, la terapia ocupacional y por otro, la renovación de principios, ofreciendo además formación a personas con inquietudes en el campo de la solidaridad y la ayuda social. Ricardo Millán, alcalde de Antequera, señaló la función educativa que tendrá este invernadero, que podrá ser visitado por los diferentes centros escolares de la ciudad.

Remar está presente en España desde el año 1964 y fue Daniel del Vecchio, su presidente de honor, el encargado de fundar los centros de rehabilitación al comprobar la necesidad de este recurso. Hoy, existe en más de 62 países y gracias a su labor pueden comer más de 40.000 personas al día.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios