La obra de la guardería de La Cala costará 242.000 euros más

  • La Junta pide la devolución de la ayuda de 500.000 euros por incumplir los plazos

Las obras de la primera guardería de La Cala del Moral son más caras de lo previsto. El anterior equipo de gobierno (PSIRV- PSOE) calculó tras la redacción del proyecto que los trabajos rondaría el millón de euros, y ahora, cuando está a punto de finalizar, el Ayuntamiento necesita buscar 242.000 euros más como contempla el presupuesto real. Además, la Junta de Andalucía ha resuelto solicitar al Consistorio la devolución de la subvención de 500.000 euros que otorgó en el pasado mandato por incumplimiento de plazos .

Por ello, el Pleno ratificó ayer la modificación del contrato de construcción de la guardería para añadir 242.000 euros al millón de euros presupuestado inicialmente. Según explicó el alcalde, Francisco Salado (PP), el expediente de la guardería se remonta a 2008, cuando el Ayuntamiento solicitó a la Junta de Andalucía una subvención para construirla. Ese requerimiento se hizo con un proyecto aproximado que el Consistorio estableció en un millón de euros. Un año después le concedieron la ayuda de 500.000 euros para el edificio, y estableció como fecha límite para finalizar la obra el 15 de diciembre de 2010.

Una vez redactado el proyecto, el presupuesto de los gastos de la obra ascendió a 1.242.000 euros, por lo que el área de Bienestar Social tuvo que solicitar a la Intervención una nueva retención de crédito por importe de 242.000 euros. Salado explicó que durante todo este tiempo han acontecido "una serie de despropósitos administrativos" de los que responsabiliza al equipo de gobierno anterior "presentar la solicitud de una subvención para la que aún no se había diseñado un proyecto". Esto y el hecho de que la parcela esté situada en un lugar en el que se han tenido que realizar trámites con la Agencia Andaluza del Agua y la Demarcación de Carreteras, hicieron que la obra del edificio no arrancara hasta mediados de mayo de 2011, a pesar de estar adjudicada en noviembre de 2010.

Salado calificó los hechos de "grave irresponsabilidad política" y aseguró que se han sucedido "impedimentos que podrían haberse evitado si el anterior equipo de gobierno no hubiese usado la obra de la guardería con fines electoralistas". Explicó también que la anterior alcaldesa firmó un escrito remitido a la Junta de Andalucía el 14 de diciembre de 2010 solicitando una prórroga para finalizar la obra y justificar la subvención que finalmente fue denegada por hacerlo después de que pasara el plazo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios