Dos mil personas claman en la calle contra la excarcelación de Roca

  • La federación de asociaciones de vecinos, que convocó la manifestación, pidió una orden de alejamiento contra el ex asesor urbanístico por maltrato a Marbella

Comentarios 5

Alrededor de 2.000 personas aplaudieron anoche la idea de solicitar al juez del caso Malaya una "orden de alejamiento" para el ex asesor de Urbanismo, Juan Antonio Roca, por considerarlo un "maltratador" de Marbella. La propuesta fue realizada por el presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Marbella, Alejandro Dogan, durante la concentración que tuvo lugar en el parque de La Alameda para protestar por la excarcelación del presunto cerebro de la trama corrupta descubierta en el Ayuntamiento.

En la misma línea se manifestó la presidenta de la Federación de Barrios de Marbella, Pilar Pedrazuela, que no dudó en pedirle a Roca que traslade "inmediatamente" su residencia a otra población hasta que no se celebre el juicio por esta causa. La iniciativa de la dirigente vecinal arrancó los aplausos de los asistentes, que pidieron a gritos "un destierro" para el ex asesor urbanístico.

La fianza de un millón de euros impuesta por el instructor de la causa, Óscar Pérez, también despertó la furia de los ciudadanos porque supone "un insulto" para la ciudad, ya que "por culpa del señor Roca estamos pasando calamidades diarias", explicó Dogan.

Por otra parte, Pedrazuela hizo hincapié en los 2.400 millones de euros que los malayos, supuestamente, han esquilmado a las arcas municipales. "Con todo ese dinero podríamos tener ambulatorios que no tendrían nada que envidiar a la clínica Ruber, o incluso hubiésemos sido capaz de financiar todo el corredor ferroviario de la Costa del Sol", apuntó irónica. Ante esas comparaciones, la portavoz vecinal señaló que "se le debería caer la cara de vergüenza a quien le ha puesto a Roca un millón de euros de fianza".

No fue el único dardo de la noche contra el actual magistrado que instruye el caso Malaya, porque en algunas pancartas le advertían con dureza que tendría que responder ante una hipotética fuga del principal acusado.

Asimismo, el ex director de La Cónsula, Rafael de la Fuente, que leyó un manifiesto para cerrar el acto, comentó que la ley "no puede permitirse el no ejercer en todo momento la más recta ejemplaridad" y apuntó que a Marbella "le acompaña una sensación de soledad desde hace unos días" por la última decisión del magistrado. A la protesta también asistieron concejales de las tres fuerzas políticas que tienen representación en el Consistorio (PP, PSOE e IU).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios