Los policías locales recibirán un curso contra la homofobia

  • Casi 300 agentes participan en unos talleres organizados por la Federación Arco Iris

Los agentes de la Policía Local de Marbella serán los primeros de Andalucía en recibir formación específica contra la homofobia y la transfobia, según informaron ayer desde la Federación Arco Iris a través de un comunicado de prensa. En el mismo se especifica que la acción formativa se inicia hoy y los talleres se desarrollarán hasta el próximo 22 de mayo. A los mismos está previsto que asistan del orden de 300 agentes.

En el marco de estas jornadas se presentará legislación sobre delitos de odio y discriminación, protocolos de atención a las víctimas y recursos para su derivación y seguimiento. Además, animarán a la visibilidad de los gays y las lesbianas policías y analizarán los estereotipos sobre el colectivo de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales y las situaciones habituales de conflicto. El primero de los diez talleres tiene lugar hoy en la Escuela de Seguridad de Marbella. El mismo estará centrado en los delitos de odio y discriminación por homofobia y transfobia. Estos talleres, organizados por la Federación Andaluza Arco Iris y Gaylespol, la asociación de policías gays y lesbianas, se impartirán en sesión de tarde.

Esta formación surge de las conclusiones de la jornada andaluza sobre justicia efectiva y delitos de odio por homofobia y transfobia que la federación organizó el pasado 24 de octubre en Málaga, con la colaboración de la Escuela de Seguridad Pública de Andalucía, el Movimiento contra la Intolerancia, Amnistía Internacional, el SAVA y la propia Fiscalía. En esa jornada se pidió a los ayuntamientos andaluces "la formación de la Policía Local y la redacción de instrucciones internas" en las que se aborden estas cuestiones. Hasta la fecha a esta petición se han sumado los ayuntamientos de Málaga y Marbella.

Según los responsables de Arco Iris, en muchos casos las personas homosexuales, bisexuales y transexuales que sufren este tipo de conductas discriminatorias desconocen la forma adecuada de denunciar los hechos y es la propia Policía la que puede guiar el proceso. "Es por tanto fundamental que los agentes dispongan de las herramientas y conocimientos para atender de forma efectiva a estas víctimas", comentó Gonzalo Serrano, presidente del colectivo. Asimismo, destacó que en la mayoría de los casos "lesbianas, gays, bisexuales y transexuales no denuncian y muchas situaciones de discriminación no cesan porque las víctimas no piden ayuda ni exigen que se respeten sus derechos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios