El rayo que sí fue el 'efecto 2000'

  • La tormenta eléctrica que azotó el martes a Antequera se ensañó con una familia

La tormenta caída en Antequera el pasado martes no sólo dejó 50 litros de agua por metro cuadrado, también cientos de rayos que estropearon una multitud de televisores por toda la ciudad. Sin embargo, la peor parte se la llevó una familia que vive en calle La Fuente. Alrededor de las 5 de la madrugada, un rayo se coló por la antena de televisión y pasó al tendido eléctrico quemando toda la instalación eléctrica y rompiendo dos televisores grandes y dos pequeños, el frigorífico, un ordenador, dos vídeos, tres TDT, el aparato de digital Plus, la línea y los aparatos de teléfono, así como las dos antenas de televisión. También afectó al alumbrado de toda la calle, y levantó la tapadera de la llave de agua que está en la puerta de la casa.

La explosión despertó a los cinco miembros de la familia, y aterrados comprobaron que no tenían luz y que además, el contador de la casa estaba ardiendo en llamas en los momentos de mayor virulencia de la tormenta.

El padre de familia, José Luis Romero, apagó el fuego y comprobó que todos estaban bien. "Lo más importante es que todos estamos bien, lo material tiene arreglo, pero lo que es inexplicable es que hay un pararrayos en el colegio a muy pocos metros de aquí. Lo más probable es que las dos palometas que hay en los laterales de la casa atrajeran al rayo. Llamaré a Sevillana para que las quite porque esas palometas no están haciendo ninguna función", explicó José Luis.

Esta familia puede contar lo que les sucedió ya que afortunadamente, el rayo penetró por la toma de tierra que tiene la casa, y sólo ha afectado a una parte de la vivienda.

La compañía aseguradora de José Luis les ha prometido que les indemnizará por todos los daños relatados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios