Una obra en un solar provoca grietas en tres casas aledañas

  • Los vecinos afectados denuncian que los problemas se iniciaron cuando la empresa propietaria rebajó la parcela más de lo permitido por el Ayuntamiento

La demolición de una casa vieja en la calle Sol, en el barrio San Miguel de Antequera, está causando más de una molestia a los vecinos que lindan con la construcción ya derruida. Hasta el punto de que los muros de sus viviendas se están llenando de grietas, que, según los afectados, son cada vez "más numerosas y más grandes".

Una de las damnificadas, Pepa Rodríguez, aseguró a este periódico que los primeros desperfectos en su casa apareciendo en 2003, cuando la empresa propietaria rebajó el solar "más de lo permitido por los informes de los peritos del Ayuntamiento, a lo que se sumó que no construyeron un muro de contención que sujetase las paredes colindantes".

Pepa anunció que mañana recibirá la visita de un técnico municipal para comprobar los desperfectos detectados en el interior de su vivienda, reformada hace nueve años. "Hay daños en el cuarto de baño y en dos habitaciones, además el tejado del patio se encuentra despegado de los muros y nos han comunicado que si hay peligro tendremos que abandonar la casa, pero no tenemos donde ir".

Por su parte, el presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos Las Almenillas de Antequera, Pepe Sánchez, destacó la necesidad de aportar una solución al problema y consideró que lo "más urgente" es ejecutar un muro de contención en el solar para evitar que los daños vayan a más.

Otro afectado, José Gómez, mostró varios escritos enviados al Ayuntamiento donde pone en conocimiento los daños que tiene en su casa. Según dijo, la respuesta municipal pone en evidencia la mala actuación por parte de la empresa, puesto que a pesar de disponer de permiso para desescombrar una casa vieja, "procedió por su cuenta al rebaje". Los actuales propietarios sí disponen de los permisos para comenzar las obras antes de verano, donde construirán aparcamientos. Pero las escrituras del solar han pasado por varias manos en cinco años. El actual propietario es Construcciones Maesle, S.L.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios