El traslado del polígono a la serranía dejará libres 1,6 millones de metros

  • Primeros pasos del proyecto, que en palabras de la alcaldesa "cambiará por completo" la fisonomía de la entrada de Marbella, en una reunión con los afectados

Cinco años. Es el tiempo que se estima que transcurrirá entre la redacción de los planes sectorizados, la negociación con los propietarios de los suelos y la posterior urbanización y traslado del polígono La Ermita a la serranía. Dos zonas donde se prevé un importante desarrollo estratégico, y que, tal y como puntualizó la alcaldesa de Marbella a los empresarios del polígono, "cambiará por completo la fisonomía de la entrada" de la ciudad. En una reunión mantenida con gran parte de los afectados por el traslado (unos 200 empresarios acudieron a la cita), Muñoz especificó que el traslado del polígono a la zona norte exigirá tanto a propietarios como inquilinos de éste "trabajar de manera conjunta" en el desarrollo, planificación y diseño de esta área estratégica, que contará con 1,6 millones de metros cuadrados frente al mar. Así, se estima que se crearán, además de zonas deportivas, de equipamientos, etc. (es la zona que incluirá la ampliación del puerto de la Bajadilla, y el intercambiador de trenes y autobuses, inversiones que corresponden a la Junta de Andalucía), "unas 4.500 viviendas".

La Serranía, por otra parte, contará con 850.000 metros cuadrados dedicados casi exclusivamente a áreas de interés económico, es decir, al propio polígono. De todos modos, y hasta que se produzca el traslado, la regidora ha fijado las "garantías jurídicas para que se pueda seguir desarrollando la actividad económica como hasta ahora". Es decir, se podrán seguir ejecutando reformas en las naves hasta que se lleve a cabo el traslado.

Uno de los puntos de especial incidencia será la negociación con los propietarios de los terrenos, tanto del polígono como de la serranía. No en vano, el empresario Judah Binstock posee gran parte de los terrenos en los que se ubicará esa futura área de interés económico. Muñoz ha especificado que, si bien desde que se produzca la entrada en vigor del plan y la redacción de los planes sectoriales se negociará con los mismos, no se descarta la expropiación si finalmente no hay acuerdo, aunque espera no tener que llegar a este extremo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios