El turismo de interior reclama más peso en instituciones y en promoción

  • Los agentes del sector preparan un plan para comercializar los destinos de las siete comarcas malagueñas · El segmento representa un 6% de la oferta malagueña

El turismo de interior malagueño quiere tener un mayor peso dentro del sector. Esa es una de las principales conclusiones de la reunión que recientemente mantuvieron en Ronda los responsables de los siete centros de iniciativas turísticas de Málaga y de otros tantos grupos de desarrollo rural. En el encuentro se acordó preparar un plan de promoción para este tipo de destino, bajo la denominación de Costa del Sol Interior, aprovechando de este modo la marca señera del turismo malagueño, algo que nadie duda de que es beneficioso para todos. No obstante, la importancia y relevancia del llamado turismo convencional supone un problema para el turismo de interior, en especial, a la hora de tener el peso necesario en algunos estamentos como el Patronato de Turismo de la Costa del Sol. Es en este apartado en el que se quiere incidir, al considerar que es necesario un mayor apoyo por parte de las administraciones públicas a la hora de realizar promociones en el exterior.

Para este fin se van a crear diferentes tipos de productos turísticos que aglutinen al conjunto de las comarcas, y ya se está trabajando en la identificación de esos productos turísticos "transversales" y en el modo de comercialización de los mismos. En la actualidad el turismo rural únicamente representa el 6% de la oferta turística malagueña y un 3% de las pernoctaciones, lo que supone que quede muy relegado en importancia en el ámbito local. No obstante, si la comparación se hace con el conjunto de Andalucía, la importancia de Málaga a nivel regional se dispara hasta concentrar el 37% de la oferta total de interior que existe en toda la comunidad y un 35% de las pernoctaciones. Precisamente, este dato es el que quieren aprovechar los agentes implicados para reclamar un mayor apoyo institucional, al ser la punta de lanza de Andalucía en este subsector turístico.

Además, en muchos casos se está convirtiendo en una economía de apoyo a las familias en momentos de crisis, al estarse aprovechando las casas rurales como un complemento económico a la familia. De hecho, durante el último año se ha experimentado un crecimiento de las casas rurales, al haber decidido algunos propietarios de viviendas en pequeños municipios rehabilitarlas y ponerlas en el mercado, con la esperanza de conseguir ingresos extra. Es la Serranía de Ronda una de las zonas que ha experimentado este tipo de fenómeno durante el pasado año 2011.

Precisamente, la comarca rondeña representa el gran baluarte del turismo de interior malagueño, concentrando un 30% de la oferta total existe. Este hecho, traducido a cifras mucho más concretas, supone la existencia de 280 alojamientos rurales legalmente registrados y una oferta de 1.700 plazas. Eso sí, el sector no pasa por sus mejores momentos, y el pasado año únicamente se logró colgar el cartel de completo para despedir 2011 y dar la bienvenida a este año 2012. A pesar de todo, en Málaga la media de ocupación se encuentra algo por encima del resto de España. En concreto, mientras en el global del país es de un 18%, en la provincia se llega a un 21% de media anual.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios