La última inversión

  • El municipio encabeza el ranking de cementerios más caros de la Costa del Sol occidental

El último retiro puede salir por un pico si se elige para el descanso definitivo Marbella o Estepona. Por ejemplo, a día de hoy, por la concesión a 75 años de un nicho en el municipio esteponero se pide el pago de 9.109,12 euros con una cuota anual de comunidad de 20,57 euros. En este caso se ofrece la posibilidad de fraccionar el pago de forma trimestral y no se contempla la renovación del contrato.

Aunque Estepona encabeza el ranking de las tarifas en la parte más occidental de la Costa del Sol, en Marbella los precios tampoco son bajos. En este caso, el máximo de concesión del nicho es de 25 años y supondrá el pago de 851,38 euros más 12,32 euros en concepto de mantenimiento. En este caso, la renovación de la concesión por 20 años supondrá el pago extra de 410,8 euros. En total, los 75 años, según la ordenanza vigente, supondría el desembolso total de 1.878,38 euros, es decir 7.230,74 euros menos que en Estepona

En estas dos localidades los camposantos están gestionados por empresas privadas mientras que en Manilva y Casares el Ayuntamiento se hace cargo del servicio y se ofrece la posibilidad de comprar en lugar de alquilar. De este modo, un nicho a perpetuidad en Manilva cuesta 1.200 euros, cantidad a la que hay que añadir 12,32 euros anuales de comunidad. En Casares sale algo más económico. Por 900 euros podemos tener un nicho para toda la eternidad con unos gastos de mantenimiento que oscilan entre los 12 y los 24 euros dependiendo de los casos.

Atendiendo a estas cifras, la otra opción que se plantea es la incineración. En Estepona cremar un cadáver cuesta 954,33 euros, y mantenerlo en un columbario durante 75 años supondrá el pago de 1.849,12 euros, cuotas de mantenimiento anual a parte. Algo más barato resulta este proceso en Marbella, donde se reduce el precio de la incineración a 631,61 euros mientras que en Manilva se puede cubrir el trámite por 450 euros.

La tercera vía para gestionar el descanso eterno es acudir al alquiler de nichos por periodos más cortos. En Marbella, los cinco años supondrán un desembolso de 523,74 euros mientras que en Manilva cuesta 200 y en Casares 150 euros. Teniendo en cuenta la situación económica actual no es de extrañar que las familias hagan números y opten por trasladar los restos de sus seres queridos a cementerios cercanos. Según explican desde Manilva, "se están dando casos de vecinos de Estepona que traen aquí a sus difuntos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios