Abrir nuevas vías contra la Esclerosis Múltiple

“Una enfermedad femenina, en su mayoría, y caprichosa”, así define el doctor Guillermo Izquierdo, jefe de servicio de Neurología del Hospital Virgen Macarena de Sevilla, la Esclerosis Múltiple (EM). Aún se desconoce el origen pero los expertos apuntan a factores genéticos como causa principal de esta patología, que suele aparecer entre los 30 y 40 años con brotes que se manifiestan con mareos, pérdida de visión, fuerza y de otros problemas neurológicos, llegando a provocar una neurodegeneración progresiva.

“El objetivo es identificar los marcadores genéticos para prever el pronóstico de la enfermedad para atacarla con el mejor tratamiento en cada caso”, explica Izquierdo. En esto es en lo que está trabajando él y su equipo, cuyo estudio ha sido incluido en los Proyectos de Investigación Excelencia.

Con la colaboración de Neocodex, empresa especializada en genética, el equipo de Izquierdo rastrea el genoma humano para estudiar los genes y las combinaciones que están implicadas en la EM. Los primeros datos podrían estar en mayo, asegura Izquierdo. Esto abrirá un nuevo abanico de posibilidades para el diseño de nuevos tratamientos farmacológicos, métodos de detección precoz y un posible tratamiento preventivo así como para encontrar mecanismos de acción contra la enfermedad. Para ello esperan tener resultados positivos y que éstos sean relevantes científicamente. “Algo que creo que obtendremos. No es imposible”, dice.

La primera fase del proyecto –elaborar mapa del genoma de la EM y ver la asociación que hay entre los genes– “es la más sencilla y ya está lista”. Una vez se tengan los datos habría que replicarlos en otra población diferente y publicar los resultados, si encontraran una patente, primero habría que patentarla. “El objetivo es obtener datos y resultados. Si todo es positivo el año que viene podríamos tener patentado un kit comercial de detección precoz”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios