Codo con codo en la mejora de la atención al melanoma

  • Pacientes y especialistas apuestan por frenar trabas para el acceso a determinados tratamientos, por la necesidad de mejorar la prevención y dar apoyo a la investigación y al asociacionismo entre afectados

El melanoma es un tipo de cáncer de piel que afecta a las células productoras de pigmentación de la piel, los melanocitos. Pese a no ser el cáncer de piel más común, sí es el más grave y potencialmente mortal. De hecho, representa aproximadamente el 80% de las muertes por cáncer de piel. Cada año se diagnostican más de 3.000 nuevos casos de melanoma en España, y se producen una media de 2 a 3 fallecimientos por esta enfermedad cada día. Además, la incidencia del melanoma está en aumento en todo el mundo. Recientemente, un equipo multidisciplinar de investigadores y especialistas en diversas disciplinas médicas se han unido para elaborar el Informe para un mejor abordaje del melanoma en España. El contenido de este informe y la percepción de profesionales y pacientes sobre el tratamiento de esta enfermedad fue el eje central del debate coloquio organizado por Grupo Joly, con el apoyo Bristol-Myers Squibb, celebrado el pasado martes. Emilio Alba, del Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario Virgen de la Victoria de Málaga y Begoña Barragán, presidenta del Grupo Español de Pacientes con Cáncer (Gepac) pudieron así hacer hincapié en la situación actual de esta enfermedad y el aumento de la incidencia, la necesidad de garantías de acceso a las innovaciones terapéuticas, el desarrollo del asociacionismo entre las personas afectadas y la importancia del impulso a la investigación básica y clínica en melanoma.

Según explicó el doctor Alba, el melanoma, en cambio, suele venir provocado por exposiciones al sol intensas en poco tiempo; especialmente cuando esa exposición se da en la infancia y la adolescencia. "La mayoría se diagnostican en etapas tempranas y curan por cirugía fundamentalmente; pero hay un grupo de tumores, aquellos que están ulcerados que tienen un nivel de profundización de la piel muy altas o que tienen ganglios centinelas afectados o que tienen una gran probabilidad de recaída". Esos últimos tienen, un alto de riesgo de metástasis y el melanoma metástasico es un tumor bastante agresivo.

El melanoma avanzado o metastásico es la forma más avanzada de la enfermedad y se produce cuando el cáncer se extiende fuera de la superficie de la piel hasta alcanzar otros órganos, principalmente los nódulos linfáticos, los pulmones, el cerebro y otras partes del cuerpo. En esta fase, el melanoma se vuelve una enfermedad muy agresiva y difícil de tratar.

Según explica Alba, "la mediana de supervivencia es de pocos meses y prácticamente hasta ahora no ha habido ningún tratamiento eficaz para hacer frente a este melanoma metastásico. La quimioterapia habitual ha sido lo utilizado como estándar aunque respondían pocos pacientes. Afortunadamente, el año pasado aparecieron nuevos tratamientos que sí que tienen impacto en el melanoma metastásico". En este sentido, subrayó que "debemos esforzarnos al máximo para asegurar accesibilidad y sostenibilidad".

Por su parte, Begoña Barragán, explicó que, con el nacimiento del Gepac se ha intentado tener representación de todo tipo de cáncer en el mundo del asociacionismo. "Ya existe, aunque ahora tenia poca actividad, una asociación de melanoma y se está intentando que se reactive". Además, subrayó que "lo que sí hemos notado es que nos está llegando al Gepac consultas de pacientes y familiares con melanoma interesados especialmente por el acceso a esos nuevos tratamientos para acasos de melanoma metastásico", coincidiendo así con uno de los mensajes clave del citado informe que reclama a las administraciones públicas el acceso de los pacientes a tratamientos innovadores.

Según el doctor Alba, el citado informe aporta otras recomendaciones interesantes que apuntan a la importancia de la prevención, información y autocuidado; la coordinación entre especialistas y con Atención Primaria, o entre oncólogos y dermatólogos; y a poder recibir los tratamientos más adecuados y, si es posible, entrar en ensayos de investigación. "El papel de las asociaciones de pacientes y de los profesionales es crucial. Los pacientes tienen muchas cosas que decir", indicó.

Para Barragán, en esto tiene un papel fundamental el criterio del médico. "Muchas veces tienen presiones presupuestarias y no se debería limitar la posibilidad de prescripción con fármacos que tienen efectividad, a los que se está dilatando su aprobación estando ya autorizados en Europa". Por eso, quiso hacer hincapié en la agilidad de los procesos de aprobación y en que "los médicos con su buen criterio van a saber aplicarlo bien, sin hacerlo a la ligera".

En opinión de los dos participantes, se hace necesaria la voluntad política para mejorar esas garantías. "Tenemos un país en el que la sanidad está planteada como en un estado federal. Aunque el gobierno autorice lo que sea, intervienen las Administraciones autonómicas que incluso están evaluando indicaciones", afirmó la representante de pacientes. En esa misma línea se expresó Alba resumiendo que "el ministerio, sin capacidad presupuestaria aprueba, y las Comunidades Autónomas sin capacidad regulatoria, pagan".

3.000

80%

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios