El Defensor del Pueblo ha recibido 536 quejas sobre sanidad

  • Las diferencias existentes entre las comunidades autónomas copan la lista.

El Defensor del Pueblo ha recibido a lo largo del pasado año 536 quejas relacionadas con la sanidad, 502 de ellas presentadas de forma individual y 34 de oficio, según recoge el Informe Anual del Defensor del Pueblo 2010, hecho público este miércoles.

El informe destaca dentro de sus conclusiones como "uno de los retos principales" a los que se enfrenta actualmente el Sistema Nacional de Salud (SNS) el referido a la cohesión territorial, concretamente a la "diversidad" existente con relación a las prestaciones sanitarias que ofrecen los distintos servicios autonómicos.

Las diferencias en las prestaciones ofrecidas por los distintos servicios sanitarios, según las quejas recogidas por la institución y tras las investigaciones seguidas, van desde el propio reconocimiento del derecho a la asistencia sanitaria y a las prestaciones farmacéuticas, hasta la oferta asistencial referida a cuestiones como el calendario de vacunación, salud mental, enfermedades raras o poco frecuentes, tratamiento de la fibromialgia y fatiga crónica, diagnóstico genético preimplantatorio, cuidados paliativos y tratamiento del dolor, etc.

Asimismo, pone especial enfasis en las diferencias en la aplicación de técnicas de reproducción humana asistida a personas con VIH, catálogos de prestaciones ortoprotésicas, atención bucodental, cirugía de reasignación de sexo, daño cerebral sobrevenido, atención podológica a pacientes diabéticos, terapias contra el tabaco y ayudas económicas a personas celiacas, entre otros. Aparte, destaca que "la confusión y el lógico rechazo" que genera en el ciudadano encontrarse en situaciones de falta de atención, o de atención diferida, provocadas por la gestión burocrática de los expedientes sanitarios, cuando se acude a un centro de salud de una comunidad autónoma distinta a la suya de residencia. Además, evidencian problemas de descoordinación interadministrativa, una carencia de elementos de determinación de los mínimos comunes, que "sólo puede suplirse con el concurso de todas las administraciones involucradas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios