Eliminan la diabetes de un paciente mediante cirugía metabólica

  • Esta intervención también ha eliminado la hipercolesterolemia del paciente y ha reducido su obesidad y su hipertensión arterial.

Comentarios 1

Un médico de la Clínica Quirón de Zaragoza ha eliminado con éxito la diabetes de un paciente mediante cirugía metabólica, una operación en la que también se ha conseguido eliminar su hipercolesterolemia (colesterol), reducir la obesidad y la hipertensión arterial, ha informado el centro sanitario.

La cirugía ha consistido en realizar un cortocircuito entre el duodeno y la parte superior del intestino delgado reduciendo, así, el tiempo en el que el cuerpo absorbe las calorías de la comida, ha explicado en un comunicado Jorge Solano, Jefe de Servicio de la Unidad de Cirugía Laparoscópica Avanzada de Quirón Zaragoza.

El duodeno es el primer segmento del intestino delgado y en la operación se ha conseguido que la comida no pase por él y por las inmediaciones del páncreas.

Según Solano, "en el duodeno está el origen de la señal metabólica que causa la resistencia a la insulina. Esta señal está posiblemente exagerada o mal sincronizada en los pacientes diabéticos, impidiendo la regulación correcta de los niveles de insulina y de glucosa en la sangre".

La diabetes, ha agregado, es una enfermedad con gran componente gastrointestinal, derivada de problemas con las hormonas que influyen en la producción y acción de insulina, por eso puede tratarse con la cirugía metabólica.

El pasado día 16 de febrero se realizó dicha intervención mediante laparoscopia, una técnica que minimiza las molestias del paciente y que permite una recuperación mucho más rápida, y duró cincuenta minutos.

El miércoles, el paciente, un varón zaragozano de 44 años, ha dejado de tratarse y medicarse para su diabetes y recibirá el alta médica a lo largo de este jeuves.

Aunque esta "revolucionaria" intervención es un importante avance para todas las personas que padecen esta enfermedad, sólo está indicada en pacientes, como el intervenido, con unas determinadas características, han agregado las mismas fuentes.

Así, sólo se recomienda en personas con diabetes tipo 2 mal controlada, que requieren mucha insulina o están a punto de necesitarla, con una edad comprendida entre los 18 y 60 años, con existencia de reserva pancreática y con menos de 10 años de evolución de la enfermedad.

La diabetes tipo 2, a diferencia de la 1 o juvenil, aparece en adultos cuando el cuerpo sí produce insulina, pero, o bien no produce suficiente, o no puede aprovechar la que produce.

Frente a la tipo 1, que aparece con unos síntomas marcados y necesita insulina desde el inicio, la 2 afecta al 90 por ciento de los diabéticos y está más asociada a los antecedentes familiares y a los hábitos de vida occidentales.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios