Enfermas, ¿cuestión de género?

La doctora Carmen Valls-Llobet plantea como la salud humana y en especial la salud de las mujeres ha estado mediatizada por las relaciones de poder, tanto por las influencias patriarcales en el desarrollo de las ciencias de la salud, como por el proceso de victimización de las pacientes, que se han convertido más en objetos de medicalización que en agentes de sus propios cambios saludables. Esta obra hace un recorrido por la invisibilidad del cuerpo, las patologías y los riesgos con los que se enfrenta la salud de las mujeres.

La invisibilidad surgiría como sesgo inconsciente por varios motivos. En primer lugar, hay diferencia en las formas de enfermar de hombres y mujeres, así como de la evolución de algunas enfermedad y los efectos de algunos tratamientos. Por otro lado, la ciencia médica nacería de los hospitales donde la presencia de hombres es mayor ya que padecen más enfermedades agudas; las mujeres presentan más problemas crónicos de salud que causan dolor y cansancio, y cuyas causas habrían sido menos estudiados hasta ahora y tendrían una naturaleza no sólo biológico si no también social.

En este sentido, si bien la primera obligación de la medicina hasta ahora ha sido evitar la muerte prematura, y analizar los factores e riesgo y prevención consiguiendo el vertiginoso aumento de la esperanza de vida; en el futuro el será potenciar la vida y su calidad, y en esto las mujeres pueden relatar peor calidad de vida que los hombres asociados a razones biológicas y sociales como la discriminación, roles de cuidadoras constantes, escasa promoción laboral, etcétera.

Según la doctora Valls-Llobet habría que diferencias entre sexo y género. El sexo es biología, y se refiere a diferenciar genéticas en los genitales, en los caracteres secundarios, en la endocrinología, en el sistema nervioso central, y en otras vísceras. Y el género se refiere a los estereotipos culturales, internos en la propia subjetividad que definen lo que es ser hombre o mujer. La perspectiva de género sería la forma en la que cada ciencia utilizaría diversas metodología para hacer visibles las diferencias que estaban ocultas. Haciendo visibles los sesgos se pueden reconocer y cambiar.

Carme Valls-Llobet Editorial Catedra Barcelona, 2009. 432 páginas. 20 euros

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios