Estudiar el entorno del paciente celíaco ayuda a prevenir otros casos

  • Tener un familiar directo con esta patología multiplica por diez el riesgo de sufrirla

Aunque la enfermedadcelíaca no es hereditaria hay una predisposición genética a padecerla ya que, según ha informado el jefe de servicio de Gastroenterología Pediátrica del Hospital Universitario HM Montepríncipe de Madrid, Alfonso Barrio, el hecho de tener familiares celíacos de primer grado (padres o hermanos) multiplica por 10 las posibilidades de que se sufra la enfermedad.

Por esta razón, cuando se confirma un nuevo caso, los expertos aconsejan estudiar a los familiares cercanos aunque no presenten los síntomas típicos de la enfermedad, los cuales en niños pequeños se caracterizan por diarrea crónica, pérdida de peso, apatía o carácter irritable, abdomen hinchado y desnutrición.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios