Llega la vacuna oral contra la alergia al polen de gramíneas

  • Está indicada para pacientes con rinoconjuntivitis, padezcan o no asma

Los alérgicos a las gramíneas contarán esta primavera con una nueva arma para paliar los sufrimientos derivados de la rinoconjuntivitis y el asma causados por este tipo de polen: la primera vacuna oral que se comercializa en España. Con el nombre de Grazax, se presenta en forma de comprimidos que se disuelven rápidamente en la boca y está indicada para los pacientes adultos que sufren rinoconjuntivitis, padezcan o no asma, al entrar en contacto con el alérgeno. Esta forma de inmunoterapia más cómoda contribuirá a "mejorar enormemente" la adherencia de los alérgicos al tratamiento, al evitar los pesados traslados al centro médico para ponerse inyecciones un día tras otro.

La doctora Montserrat Fernández Rivas, médico adjunto del Servicio de Alergia del Hospital Clínico San Carlos, de Madrid, ha destacado la relevancia de este avance porque, a pesar de la eficacia ampliamente demostrada de la inmunoterapia, en España menos de la mitad de los alérgicos siguen este tratamiento como método para curar su enfermedad. La ingesta de un comprimido diario debe iniciarse dos meses antes de que comience la estación de gramíneas, que suele coincidir con mayo. Ha recomendado además mantener la administración continuada de Grazax durante tres años "porque se ha demostrado que tiene un beneficio clínico progresivo". La vacuna cuesta 106 euros pero, al estar financiada en un 40 por ciento por la Seguridad Social, los usuarios podrán adquirirla en la farmacia por 42 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios