Logran derivar una línea celular de origen embrionario portadora de una anomalía genética

  • Este avance servirá en estudios genéticos sobre varias enfermedades· En la investigación participan Cabimer y el Hospital Virgen del Rocío.

Comentarios 1

Investigadores del Centro Andaluz de Biología Molecular y Medicina Regenerativa (CABIMER) y del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla han derivado una línea celular de origen embrionario humano portadora de una anomalía genética que permitirá servir para estudios genéticos sobre distintas enfermedades.

Se trata de la quinta línea celular que se obtiene en Andalucía y ya está depositada en el Banco Nacional de Líneas Celulares, según ha informado el hospital en un comunicado.

La obtención de esta nueva línea, denominada HVR-2, es fruto del proyecto Derivación de líneas de células madre embrionarias humanas de preembriones afectos de enfermedades genéticas obtenidos tras diagnóstico genético preimplantatorio, un trabajo de colaboración entre ambos centros".

En el trabajo han participado Karim Hmadcha, del departamento de Terapia Celular y Medicina Regenerativa de CABIMER, y Guillermo Antiñolo, director de la Unidad Clínica de Genética, Reproducción y Medicina Fetal del Virgen del Rocío.

El proyecto, que comenzó en 2007 y cuenta con financiación de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, incluye también la derivación de otra línea celular (HVR-1), ésta sin anomalías genéticas, que se encuentra depositada en el Banco Nacional de Líneas Celulares desde marzo de 2009.

Según los investigadores, el trabajo incluye la derivación de una tercera línea que sea portadora de una determinada enfermedad genética, obteniendo así un modelo celular para probar nuevos diagnósticos y tratamientos.

Las líneas celulares embrionarias humanas son cultivos de células madre que han mantenido sus características a lo largo de un año, como mínimo.

Están formadas por células estables, es decir, que mantienen sus características originales cuando se las somete a algún cambio. Son células capaces de dividirse sin cesar y se las considera pluripotenciales, lo que supone que pueden dar origen a cualquier tejido y, con ellas se puede regenerar tejidos dañados por diferentes enfermedades.

En su derivación, que comenzó en 2007, se ha trabajado con preembriones previamente congelados donados por una pareja para este estudio.

El proceso de obtención ha seguido los protocolos establecidos para ello y ha contado con la Autorización del Comité Andaluz de Investigación con Preembriones Humanos y con el Informe Favorable de la Comisión Nacional de Garantías para la Donación y Utilización de Células de Tejidos Humanos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios