Salud

Malestar en el Gobierno indio por la aparición de la "bacteria Nueva Delhi"

  • El microorganismo causa infecciones urinarias y neumonía. Es resistente a algunos antibióticos.

Preocupada por el efecto negativo que puede tener para el sector del "turismo médico", la India ha descalificado las conclusiones de un estudio médico que alerta del riesgo global de un gen hallado en este país que hace a algunas bacterias inmunes a los antibióticos. 

El estudio, publicado esta semana por la revista The Lancet, da a entender que el gen "Nueva Delhi metallo-b-lactamase-1" (NDM-1), al que la prensa ha dado en llamar "la bacteria Nueva Delhi", ha llegado al Reino Unido desde la India o Pakistán a través de personas que viajaron a esos países en el último año. 

El gen, encontrado sobre todo en bacterias causantes de infecciones urinarias o neumonía, es "altamente resistente a casi todos los antibióticos" excepto a alguno fabricado por uno de los patrocinadores del estudio. 

Los autores del estudio, que trabajaron sobre bacterias de pacientes en Chennai (sur de la India) y Haryana (norte), así como en Pakistán y el Reino Unido, alertaron de que el resistente NDM-1 tiene un alto "potencial de ser un problema de salud pública global" y recomendaron una "vigilancia internacional coordinada". 

En un comunicado, el Ministerio indio de Salud condenó que las conclusiones sugieran que el gen "tenga su origen posiblemente en la India y que pueda no ser seguro para pacientes del Reino Unido optar por operarse en la India". 

India es uno de los centros de "turismo médico"emergente. Con casi medio millón de "turistas médicos" registrados en el último año, según la Asociación de Turismo Médico Indio, el Gobierno preveía que el sector alcanzara en 2010 un valor de 2.000 millones de dólares gracias al menor coste de las intervenciones en los hospitales del país y a la buena fama lograda. 

"La India está emergiendo rápidamente como un destino global de cuidados médicos, gracias a sus instalaciones médicas de calidad mundial, que cuentan con médicos y auxiliares altamente cualificados", dijo un portavoz del Ministerio de Turismo citado por la agencia india IANS. 

El Ministerio indio de Salud asegura que la conclusión del análisis "ofrece un cuadro terrorífico que no se apoya en ningún dato científico" y además aludió al "conflicto de intereses" que ya ha generado en algunos de sus autores. 

El estudio está firmado, entre otros, por el doctor indio Karthikeyan Kumarasawamy, de Chennai, quien dijo a la agencia PTI que "algunas de las interpretaciones" se escribieron sin su conocimiento. 

"Que la bacteria se haya difundido desde nuestro país es sólo una hipótesis. A menos que analicemos muestras de todo el planeta para confirmar su presencia, sólo podemos hacer conjeturas" sobre su origen, explicó Kumarasawamy. 

"Es muy injusto que la llamen 'la bacteria Nueva Delhi', porque puede encontrarse en muchas otras ciudades de la India y de otros países", aseveró a Efe el doctor Anoop Misra, del Hospital Fortis, uno de los más prestigiosos de la capital. 

Misra, no obstante, lamentó que el Gobierno opte por descalificar el estudio, publicado en una revista que él considera "muy respetable", y sugirió que la India haga más investigaciones al respecto y aplique "controles de infección estrictos" en sus hospitales. 

El doctor recordó el "uso indiscriminado" que se hace tanto de los antibacterianos como de los antivirales en el país asiático, que terminan mermando su eficacia para combatir enfermedades. 

Según los autores del estudio, el NDM-1 se encuentra en el plásmido, unas estructuras de ADN que se transfieren fácilmente entre bacterias, lo que supone una capacidad inquietante de diversificación. 

Pero, para el Ministerio indio de Salud, infectarse con una bacteria resistente a los antibióticos "es una casualidad, un fenómeno global y evitable por medio de las sólidas estrategias de prevención de infecciones que siguen todos los buenos hospitales". 

La misma alerta generada ahora -recordó- se registró en 2009 en el Reino Unido, y plásmidos "similares" fueron hallados en ese país y en Israel, EEUU y Grecia. 

El Ministerio protestó por el uso del nombre de la capital india para designar al NDM-1 y concluyó refutando "que los hospitales en la India no sean seguros". 

Si bien es cierto que la India dispone de hospitales -sobre todo, privados- equiparables a los de Occidente, también lo es que proliferan centros médicos y clínicas que incumplen las más elementales normas de higiene, gracias a la falta de regulación del sector, según admitió a Efe un médico delhí. 

Las infecciones son muy comunes y la mayoría de los médicos generalistas las resuelven con antibióticos de amplio espectro y le dan poca importancia. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios