Presión para poder combatir la hepatitis C

  • Un grupo internacional de ONG lanza propuestas a la compañía Gilead.

Un grupo internacional de organizaciones que trabajan en el ámbito de la hepatitis C y el VIH (entre las que se encuentran Treatment Action Group, Médicos sin Fronteras, International Treatment Preparedness Coalition, Initiative for Medicines, Access & Knowledge, Global Health Justice Partnership y Health Gap) ha hecho pública una petición dirigida al Director Ejecutivo de Gilead Sciences en la que le solicitan una serie de medidas para facilitar el acceso actual a los nuevos fármacos contra el VHC de la compañía: sofosbuvir, ya aprobado en España, ledipasvir, aprobado en Europa y en proceso de negociación del precio en España, y el fármaco en investigación GS 5816 una vez sea aprobado.

Según ha publicado el boletín del Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (GTT), se calcula que unos 150 millones de personas tienen infección crónica por el VHC en el mundo. La mayor parte de ellas se encuentran en países en vías de desarrollo, donde hay poco o nulo acceso a los nuevos -y ampliamente curativos- tratamientos contra el VHC. Cada año fallecen en el mundo unas 500.000 personas por complicaciones asociadas a la infección crónica por VHC.

En su carta, las organizaciones muestran su indignación por las políticas de precio seguidas por Gilead Sciences con sofosbuvir ya que, aunque ha concedido licencias voluntarias a determinados potentes laboratorios productores de medicamentos genéricos en la India, la compañía les ha impuesto importantes restricciones de producción que impiden que dichos medicamentos puedan llegar a otros países con recursos limitados que no cuentan con infraestructura suficiente para producirlos.

A estos países solo les queda la posibilidad de comprar el fármaco al precio que decida la compañía que en algunas ocasiones puede ser asumible y en otras limitar el acceso a la mínima expresión.

En su carta etas organizaciones solicitan a Gilead expandir la cobertura de las licencias voluntarias de sofosbuvir a los 51 países de ingresos medios actualmente excluidos de dichas licencias, eliminar las restricciones sobre la producción de los principios activos farmacéuticos necesarios para el desarrollo de formulaciones genéricas de sofosbuvir; y modificar los mecanismos de control de la distribución de las versiones genéricas de sofosbuvir en aquellos países a los que ha concedido licencia voluntaria del fármaco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios