Recortar la inversión en I+D puede comprometer el futuro

  • El presidente del Grupo Zeltia se queja de que ya "estamos a la cola de Europa con el 1,2% del PIB" y anima a "tomar ejemplo" de países como Alemania

"Aunque no haya recortes, con el 1,2% del producto interior bruto (PIB) para investigación, estamos a la cola de Europa". La reprimenda es del presidente del Grupo Zeltia, José María Fernández Sousa, que se queja del retraso español respecto a los países nórdicos y Alemania, o a otros como Japón y Canadá. "Ya estamos mal si nos quedamos en lo mismo, y como Rusia, China o la India están apostando por la ciencia, en la práctica estamos cada vez peor".

Con el ruido de fondo de los anunciados recortes presupuestarios en ese capítulo, la intervención de Fernández Sousa en la jornada sobre el presente y futuro de la biotecnología en España" -organizada por Zeltia y celebrada en la coruñesa Fundación Paideia-, fue un aldabonazo a favor de la "necesidad de una apuesta seria, decidida y perseverante en I+D+i (investigación, desarrollo e innovación)".

Por eso animó a "tomar ejemplo de países como Alemania", donde ha habido duros ajustes, "pero no en educación ni en investigación, porque comprometería su futuro". Y también "de alguna comunidad autónoma como Navarra (y en menor medida el País Vasco, La Rioja o Galicia), que ha creado un fondo de 500 millones para invertir en biotecnología, que está al día en los pagos al sector sanitario y que tiene claro que "si no se invierte en futuro, no hay futuro'". Frente a esas políticas científicas "ejemplares", el presidente de Zeltia se lamentó de un escenario hispano con "recortes en I+D+i; recortes en fármacos, que alcanza incluso a los que se fabrican en España y se exportan; 290 días de retraso en el pago, y 3.500 millones de euros de deuda de las Administraciones con el sector de la salud". A ello se suma, según apuntó Luis Mora, director general de PharmaMar, una de las empresas punteras del grupo, el retroceso del sector en el número de patentes, situado "por debajo de la media europea" y "decreciente" desde las 9.630 de 2002 hasta las 7.754 de 2006. Y aunque hubo un "esfuerzo de inversión en 2007 y 2008", quedó contrarrestado por la congelación presupuestaria de 2009 y 2010 y las sombrías perspectivas de un 2011 "sin muchos alicientes para seguir invirtiendo". Pese a todo, pronosticó Fernández Sousa a propósito de Zeltia, "lo mejor está por venir".

Su apuesta por "fármacos totalmente innovadores y con mecanismos de acción novedosos", ha convertido al grupo en "líder mundial en el desarrollo de fármacos de origen marino". Y ahora, remarcó, "ya tenemos la prueba de concepto" -su medicamento Yondelis está aprobado en 60 países para el tratamiento del sarcoma de tejidos blandos o el cáncer de ovario-, "la experiencia y la capacidad económica" para mirar al futuro con esperanzas de éxito, "no solo en cáncer, sino en enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer o la parálisis supranuclear progresiva".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios