Seguridad a la hora del baño

  • Sanidad lanza una campaña para evitar los ahogamientos en verano. La distancia de vigilancia adecuada de los niños es el alcance de la mano.

No bañarse por la noche, especialmente si se está solo, respetar el significado de las banderas de la playa y no sobrestimar la condición física y la capacidad para nadar, son algunas de las recomendaciones aportadas por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad para evitar un ahogamiento.

Y es que, según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), en el año 2013 fallecieron en España 471 personas por esta causa, de las cuales 385 eran hombres. El principal motivo fue por sumersión accidental (422 casos) y el lugar donde ocurrieron los accidentes fueron en aguas naturales (especialmente mayores de 65 años) y en piscinas (menores de 10 años).

Además, 576 estuvieron a punto de sufrir un ahogamiento, pero pudieron ser rescatados con vida, siendo hospitalizados por lesiones derivadas de esta situación o por los llamados 'cuasi ahogamientos'. De ellas, 205 fueron menores de 19 años y, de estos, 160 menores de 10 años.

Por todo ello, y con el objetivo de evitar que se produzcan estas situaciones, el departamento que dirige Alfonso Alonso ha lanzado la Campaña Estival 2015, en línea con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En la iniciativa se plasman una serie de recomendaciones tanto para los niños, como para adultos y ancianos. Así, destaca la necesidad de que los bañistas se aseguren que las piscinas cumplen con todas las medidas de seguridad -socorrista o cercado perimetral-; y de bañarse siempre acompañado, especialmente si es un mayor o se padece algún problema de salud.

Recientemente la Asociación Española de Pediatría (AEP), publicó el documento Recomendaciones sobre la prevención de ahogamientos, elaborado por el Comité de Seguridad y Prevención de Lesiones No Intencionadas en la Infancia de la AEP y publicado en la revista Anales de Pediatría, cada año 450 personas de todas las edades fallecen por este motivo, en la edad pediátrica, los niños pequeños y los adolescentes varones son los grupos de mayor riesgo. Por ello, y ante el comienzo de la temporada de baño, los pediatras recuerdan que una estrategia esencial de prevención de ahogamientos es la supervisión del niño que se encuentre próximo a cualquier entorno acuático, bien sea piscina, bañera, playa o cubos con agua, entre otros, "entendiendo como vigilancia adecuada cuando la distancia al menor es inferior a la longitud del brazo del cuidador, es decir, tenerlos al alcance", especifican.

Asimismo, rechaza el uso de flotadores hinchables, pero recomienda el chaleco salvavidas si no se sabe nadar o no se nada bien, e insta a vigilar a los menores en todo momento" cuando estén en el agua o jugando cerca de ella y, por tanto, no delegar la responsabilidad en un niño más mayor o en el socorrista.

Además, añaden que la presencia de socorrista es la mejor forma de evitar que los accidentes acuáticos terminen en ahogamiento, pero no por ello se debe dejar de vigilar a los niños. "Aunque las muertes son infrecuentes cuando hay socorristas, se pueden producir", advierten. Otra estrategia de prevención efectiva para disminuir las tasas de ahogamientos es que los niños aprendan a nadar, sobre todo a partir de los 4 años, sin embargo, avisan de que "no proporciona protección completa, ni implica que el menor esté a salvo en un entorno acuático natural".

En cuanto al mar o las zonas de aguas naturales, el Ministerio ha recomendado que, en el caso de encontrarse cansado o tener dificultades para volver, nadar de espaldas moviendo sólo las piernas hasta llegar a la orilla. Es importante también no bañarse si se ha consumido alcohol. Además, recuerda que tirarse de cabeza desde gran altura, en lugares de poca profundidad o sin conocer si existe algún obstáculo en el fondo, puede producir lesiones "muy graves". El ahogamiento se produce de forma rápida y silenciosa, la mayoría de las veces la víctima se perdió de vista en solo unos minutos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios