Los adultos sanos pueden dormir menos a medida que envejecen

  • El número de despertares y el tiempo que tardan en coger el sueño aumenta poco a poco

Los mayores sanos sin trastornos del sueño pueden tener una menor necesidad de sueño y encontrarse menos somnolientos durante el día que los adultos sanos, según un estudio de la Universidad de Surrey en Reino Unido que se publica en la revista Sleep. En el estudio participaron 110 adultos sanos sin trastornos del sueño o quejas sobre este: 44 jóvenes de entre 20 y 30 años, 35 de mediana edad con entre 40 y 55 años y 31 mayores que tenían entre 66 y 83 años. Los resultados muestran que durante una noche de ocho horas en cama, el tiempo de sueño total disminuía de forma significativa y progresivamente con la edad. Los mayores dormían alrededor de 20 minutos menos que los adultos de mediana edad, que dormían 23 minutos menos que los adultos jóvenes.

El número de despertares y la cantidad de tiempo empleado despiertos después del inicio del sueño aumentaba de forma significativa con la edad y la cantidad de tiempo consumido en la fase de sueño profundo de ondas lentos disminuía en todos los grupos de edad. Incluso con estas disminuciones en el tiempo de sueño, intensidad y continuidad, los mayores mostraban menos propensión subjetiva y objetiva al sueño que los adultos más jóvenes. Además, dos noches adicionales en las que se incluía una alteración del sueño de ondas lentas conducía a una respuesta similar en todos los grupos de edad. La mayor propensión al sueño diurno aumentaba y el sueño de onda lenta se recobraba durante una noche de sueño de recuperación.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios