La apuesta andaluza por el Proyecto Genoma arranca con 6,7 millones

  • El Ministerio de Ciencia e Innovación financia este estudio "sin precedentes en el mundo" con un préstamo a interés cero · La Junta quiere comprar 15 ultrasecuenciadores para comenzar la investigación

La Fundación Progreso y Salud ha convocado la adjudicación de un contrato por valor de 6,7 millones largos de euros para adquirir la tecnología necesaria para desarrollar el Proyecto Genoma Médico, presentado por la Junta de Andalucía el pasado mes de septiembre como un estudio genético "sin precedentes en el mundo".

La Fundación Progreso y Salud es la principal herramienta de gestión de la investigación biomédica financiada con fondos públicos en la comunidad autónoma. Su papel es clave para articular una iniciativa estratégica no sólo para la Consejería de Salud, sino, en general, para el Gobierno de la Junta, dado el apoyo explícito recibido por este proyecto de investigación por parte de su presidente, José Antonio Griñán.

El contrato que ahora se anuncia es de ámbito europeo y las ofertas deben estar encima de la mesa de los gestores de la Fundación antes de las siete de la tarde del 24 de febrero. El objetivo es adquirir los equipamientos imprescindibles para poner en marcha el Centro Andaluz de Secuenciación Genómica Humana, con ubicación, según las previsiones iniciales, en un edificio de la Isla de la Cartuja, en Sevilla. Entre esos equipos a adquirir están 15 utrasecuenciadores de ADN, que son la clave tecnológica del proyecto; el resto de la oferta la consumen diversos equipos de captura de secuencias, análisis de reacción en cadena de la polimerasa y contadores de partículas.

Para financiar la iniciativa -liderada por Shomi Battacharya junto a Guillermo Antiñolo y Joaquín Dopazo-, centrada en el conocimiento del genoma humano y en su aplicación al diagnóstico de las enfermedades raras, la Junta anunció en su día un compromiso institucional de 27 millones de euros, coste estimado del proyecto, pero dejando la puerta abierta a la colaboración de empresas privadas.

Ha sido un préstamo de 8,9 millones de euros del Ministerio de Ciencia e Innovación el que hace posible responder de manera inmediata a las necesidades de adquisión de esta tecnología de última generación, dado el compromiso de la Consejería de Salud de iniciar las investigaciones ya, a comienzos de este mismo año. El préstamo es a interés cero y puede reembolsarse en 15 años, según informó en su día de su concesión la propia Administración sanitaria.

Ese dinero servirá, además de para comprar máquinas, para contratar personal especializado en el manejo de los equipos y en la gestión de los resultados de la investigación.

La Fundación Progreso y Salud no tiene preferencias declaradas por ningún proveedor, pero hay razones para pensar que el contrato se lo puede llevar la compañía biomédica Roche: sus plataformas de secuenciación 454 parecen ser la tecnología más avanzada y hay contactos desde el principio para tantear a esta empresa y asociarla al proyecto.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios