La comunicación con la pareja disminuye las alteraciones sexuales

  • La mujer con una vida sexual satisfactoria antes de la menopausia la mantiene

La menopausia produce cambios en el ciclo vital de la mujer, sin embargo, no es el fin de su vida sexual. Uno de los factores biológicos que alteran la sexualidad es la sequedad vaginal pues la lubricación se reduce por la disminución de los estrógenos. Además, algunas mujeres pueden tener contracciones uterinas dolorosas durante y después del orgasmo. En consecuencia, estas molestias pueden disminuir el deseo sexual. Si bien, el doctor y sexólogo Francisco Cabello, director del Instituto Andaluz de Sexología y Psicología, enfatiza que "la alteración de la sexualidad con la entrada de la menopausia no sólo está relacionada con síntomas físicos si no, también, con la experiencia sexual previa. Es decir, aquellas mujeres con una vida sexual satisfactoria antes del ciclo climatérico suelen mantenerla". A este grupo de mujeres con calidad de vida sexual, se une el grupo del 20% que no sufren síntomas con lo que sus supuestos problemas sexuales no deberían tacharse a la entrada de la menopausia.

La respuesta sexual de la mujer con menopausia es muy variable y aquellas con síntomas moderados o graves disponen de varias opciones farmacológicas o psicológicas que mantengan o mejoren su sexualidad, según el doctor. Un punto de partida es la comunicación en la pareja. "Los síntomas de la menopausia suelen durar uno años. Si la pareja es comunicativa, cariñosa y comprende que durante este tiempo el deseo sexual espontáneo de la mujer disminuye, hay menos lubricación, etc., se puede pasar por este ciclo satisfactoriamente. Concluido, para muchos, da paso a la coloquialmente denominada segunda luna de miel". Se tenga pareja o no, el sexólogo defiende que "no hay que abandonar la sexualidad y la estimulación porque ello ayuda a la producción de andrógenos y, en consecuencia, el deseo, la lubricación, etc".

La cincuentena es un periodo donde además se sufren otras patologías asociadas a la edad como la diabetes o el colesterol. Suma, según el director del Instituto Andaluz de Sexología y Psicología, que a nivel psicosocial "es un momento delicado para la mujer porque coincide con la partida de los hijos del hogar familiar y puede aparecer la soledad del nido vacío". En cualquier caso, el psicólogo, anima a romper los esteriotipos que asocian la edad a la negación de la vida sexual, "vemos como normal que en una mujer con 50 años disminuya su deseo sexual, y esto es un mito, no es que sea normal es que es frecuente del mismo modo que lo son las caries y se tratan. La salud sexual es un pilar básico de la salud general y hay que acudir a un especialista cuando existen problemas en este campo". Solo el 30% de los hombres y mujeres con alteraciones sexuales acuden a una consulta frente al 70% que lo silencia o asume.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios