El cribado mediante TAC podría ser útil para reducir la mortalidad por cáncer de pulmón

  • Un 85% de los tumores detectados por esta vía se encuentran en su fase inicial

Una red que agrupa a los 21 centros hospitalarios estadounidenses punteros en el tratamiento del cáncer ha publicado recientemente la primera guía oficial que recomienda el cribado mediante un TAC torácico en personas con alto riesgo de sufrir cáncer de pulmón, como medida para reducir las muertes por esta enfermedad. La Clínica Universidad de Navarra participa desde hace 12 años en un estudio internacional de detección precoz de cáncer de pulmón utilizando el TAC torácico o escáner de baja radiación. Los resultados de dicho estudio, denominado I-ELCAP (International Early Lung Cancer Action Program), demuestran que "entre el 80 y el 85% de los tumores detectados con esta técnica se encuentran en el estadio 1 o fase inicial, cuando lo habitual es que el 85% de estos tumores sean hallados en los estadios 3 ó 4, ya que la enfermedad no suele producir síntomas hasta que está avanzada, fases en las que la curación es más difícil. Por otro lado, el 85% de los pacientes con cáncer de pulmón que hemos diagnosticado con nuestro programa de detección precoz sigue vivo a los 10 años", según explica el doctor Javier Zulueta, director del Departamento de Neumología de la Clínica Universidad de Navarra.

En cuanto a la guía publicada en Estados Unidos, su recomendación viene derivada por los resultados de un programa de detección precoz de la enfermedad, denominado National Lung Screening Trial. Sus conclusiones indican que las pruebas mediante tomografía computarizada de baja dosis supusieron una reducción del 20,3% de la mortalidad vinculada al cáncer de pulmón. "Estos datos demuestran los beneficios del cribado mediante el TAC torácico de baja radiación y validan los resultados del I-ELCAP, según los cuales el 80% de los tumores de pulmón pueden detectarse con esta técnica en el estadio 1, cuando la enfermedad tiene más posibilidades de curación", afirma el doctor Zulueta.

Por otro lado, señala el especialista de la Clínica Universidad de Navarra, estos resultados restan fuerza a los argumentos que cuestionaban la efectividad del TAC de tórax para la detección precoz. "Una de las discusiones se refiere a que la prueba conlleva en ocasiones un exceso de diagnóstico. Hay nódulos detectados que, aunque no se eliminen, pueden no causar la muerte del paciente, pero el estudio ha demostrado que no son más del 10%".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios