Diabetes

El diagnóstico y la cirugía conservadora frenan las amputaciones

  • El pie diabético es una complicación derivada del mal control de la enfermedad.

El pie diabético es una complicación devastadora de la Diabetes Mellitus que afecta, en términos generales, a entre el 15% y el 25% de los pacientes diabéticos y es responsable del 70% de las amputaciones no traumáticas que se producen en los hospitales de los países de la Organización Europea para la Cooperación y Desarrollo (OCDE). "En España, en los últimos años, las tendencias en amputaciones de las extremidades inferiores no han disminuido, situándose en tasas muy por encima del nivel del sistema sanitario que tenemos, lo que supone un problema sin resolver tanto en nuestro país como en los de nuestro entorno", advierte el doctor Javier Aragón, jefe del Servicio de Cirugía de la Unidad de Pie diabético en d-médical.

La posibilidad de evitar que un paciente diabético con el pie afectado pierda la extremidad pasa por la realización de un diagnóstico precoz y el uso de una "cirugía conservadora" que permita mantenerla. En la actualidad, se está trabajando en la aplicación de terapias celulares en aquellos casos donde no tengan éxito otros tratamientos con el objetivo de conseguir la revascularización del pie lesionado.

La aparición de este trastorno surge en los pacientes con diabetes como consecuencia, entre otros factores, del mal control de la glucemia (hiperglucemia: exceso de glucosa en sangre) mantenido durante años; cuestión que acaba afectando al sistema nervioso y al vascular, generando ulceraciones que aumentan el riesgo de infecciones. Según el Dr. José Luis Lázaro, podólogo jefe de la Unidad de Pie Diabético en d-médical, "en su mayoría, se trata de personas con diabetes tipo 2 y con edades comprendidas en torno a los 60 años". "La falta de los cuidados necesarios por parte del propio paciente puede suponer la aparición de úlceras y heridas en las extremidades que son una puerta de entrada a las infecciones", asegura el doctor. Aragón. No obstante, , "se recomienda un control muy estricto de la diabetes, puesto que la falta de control es lo que lleva a la aparición de esos los factores de riesgo".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios