Estilo de vida

El ejercicio físico mejora la salud muscular, ósea y cardiovascular

  • La actividad física diaria y la correcta alimentación son los dos pilares clave en la prevención.

La vinculación entre la actividad física y el deporte con la salud y los beneficios para nuestro organismo es cada vez objeto de mayor interés no solo por parte de los expertos, sino de la población general interesada en mejorar su calidad de vida.

Junto a ello, las pautas ofrecidas por los expertos sobre cómo mantener unos correctos niveles de hidratación en nuestro organismo, especialmente durante la práctica deportiva, resultan determinantes para lograr un mayor rendimiento físico y preservar el bienestar del deportista. Estos son algunos de los aspectos abordados en el transcurso del primer simposio sobre Actividad física, hidratación y salud organizado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) con la colaboración de Coca-Cola, que ha tenido lugar en el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Sevilla.

Para Ascensión Marcos, directora del grupo de Inmunonutrición del Instituto de Ciencia y Tecnología de los Alimentos del CSIC, y coordinadora de este encuentro, para combatir problemas de salud como la creciente obesidad es necesaria "la práctica de actividad física diaria unida a una correcta alimentación e hidratación, algo para lo que se debe realizar un esfuerzo conjunto entre la familia, los docentes y el personal sanitario especializado, de forma que podamos realizar un abordaje multifactorial del problema". Además de la práctica habitual de deporte, mantener una alimentación equilibrada es crucial para una vida sana.

Según esta experta, "no existen alimentos buenos y malos, sino dietas más o menos adecuadas. Debemos equilibrar nuestro gasto energético con el consumo de calorías que realizamos. Se trata de cambiar nuestros hábitos de vida, pero esta transformación no sólo pasa por realizar una alimentación equilibrada sino por incorporar a nuestro día a día la práctica regular de actividad física".

Según la doctora Nieves Palacios, jefe de Servicio de Medicina, Endocrinología y Nutrición del Centro de Medicina del Deporte del Consejo Superior de Deportes y participante en el Simposio, "existen numerosas evidencias científicas que reconocen el ejercicio físico como una importante medida terapéutica, ya que mejora el control de la tensión arterial, el perfil lipídico, la glucosa en sangre, potencia la masa muscular y aumenta el contenido mineral óseo, entre otros efectos, con la consiguiente mejora de la salud ósea, muscular y cardiovascular".

A este respecto otro de los ponentes en el simposio, el doctor Pedro Manonelles, presidente de la Federación Española de Medicina del Deporte, apunta que "los beneficios que se obtienen con la actividad física en todos los grupos de edad son muchísimos, porque tiene efectos sobre prácticamente todos los sistemas orgánicos, desde el cardiovascular, osteomuscular, las funciones cognitivas o en la prevención de algunas enfermedades".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios