La excesiva exposición al sol aumenta el riesgo de problemas oculares

Durante el verano las disfunciones oculares y los problemas visuales aumentan un 25% en comparación con otras estaciones del año, según una investigación realizada por investigadores norteamericanos.

El estudio, del que se hace eco el Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas, fue realizado por un equipo multidisciplinar de científicos de la Universidad de California en Los Ángeles, que pretendía conocer las consecuencias de las actividades estacionales, más concretamente las realizadas en verano, en la incidencia de infecciones oculares y visuales. Playa, piscina o montaña, cualquiera de estos escenarios conllevan un incremento de las radiaciones solares sobre nuestros ojos debido a una mayor exposición solar y, además, aumenta el riesgo de desarrollar ciertas enfermedades oculares por la multiplicación, debida a las altas temperaturas, de distintos microorganismos patógenos. Todos estos factores, concluyó el equipo de investigadores, traen como consecuencia un notable aumento de problemas oculares y disfunciones visuales en el periodo estival, tales como conjuntivitis, fotoqueratitis, erosiones corneales, ojo seco, etcétera.

"Todos estos problemas se relacionan con una intensa a lo largo del tiempo o bien repentina exposición al sol; por lo que el verano es una estación que resulta de alto riesgo para nuestros ojos", explicaron los expertos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios