El famoso botox, algo más que un invento para disimular arrugas

  • Eccema, hiperhidrosis o la enfermedad de Hailey-Hailey se tratan con esta toxina

Aunque la toxina botulínica A, (BTXA), es ampliamente conocida por su uso en medicina estética, una revisión pubblicada en en Journal of Cosmetic Dermatology explora su efectividad en otras aplicaciones. El botox es utilizado para tratar la hiperhidrosis (sudoración excesiva) o para disminuir las arrugas, pero también es eficaz una sustancia natural que normaliza la actividad muscular y puede ser usado para reducir el dolor y el picor. Sus beneficios se han observado en el tratamiento del eccema y es eficaz en el bloqueo de la secreción de sudor, saliva y mucosidades en casos de la enfermedad de Hailey-Hailey (una enfermedad que provoca ampollas tratada casi siempre mediante cirugía o láser), entre otras dolencias. Además, se utiliza como alternativa a la cirugía en muchos casos de fisuras internas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios