Profesionales

La farmacia busca reflotar su rol asistencial en el sistema sanitario

  • El Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos subraya el compromiso del sector con el paciente para contribuir a la mejora de su salud.

Empujada por factores económicos y sociales, la farmacia, tal y como la ciudadanía la conoce hoy día, tiende a desaparecer. Por eso, los profesionales del sector trabajan para reformar el modelo actual, describir cuánto pueden ofrecer como agentes sanitarios y garantizar así su futuro. La cuestión de fondo clama, en esencia, por reflotar el compromiso asistencial de las boticas. Por eso ayer tuvo lugar una jornada sobre esa idea bajo el título Una farmacia profesional y sostenible, organizada por el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos. Ana Liaga, secretaria general de dicha entidad colegial, puso sobre la mesa los diez años del Plan Estratégico de Atención Farmacéutica. Para ella, lo fundamental es "ofrecer formación y capacitación en cada una de las acciones en que se concreta el plan estratégico y el registro y evaluación de cada una de las acciones como medio para garantizar mejoras". Hay pues un camino claro, con experiencias concretas, a desarrollar.

María Jesús Rodríguez, presidenta de la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria, lanzó en el debate una de las definiciones que mejor pueden describir esa pelea por un nuevo horizonte para la atención farmacéutica: "la farmacia o es asistencial o no será". En su opinión, "esto que parece algo obvio no está tan claro. Nuestra situación pasa por una reconversión clara de la farmacia basada en el medicamento, a una farmacia basada en la atención a pacientes que utilizan los medicamentos". Es pues necesario reivindicar que hay vida más allá de la dispensación.

Cecilio Venegas, presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Badajoz, afirmó que "tenemos que diseñar nuevos servicios que aporten valor a la farmacia como establecimiento sanitario. Nos debemos asegurar de que el paciente utiliza bien los medicamentos y de que esos medicamentos son efectivos y seguros". Como muestra, expuso los logros del proyecto Azuaga, llevado a cabo en Extremadura, de atención farmacéutica a personas dependientes y cuyos resultados arrojan que la intervención del farmacéutico mejora el grado de adherencia a los tratamientos por parte de los pacientes, pasando de un 41,2% inicial al 70,6% obtenido tras la intervención del profesional.

En el transcurso de la Jornada se dio lectura al documento de compromiso de la Farmacia, en el que se recogen doce objetivos de la Profesión Farmacéutica para el año 2012, en la búsqueda de una farmacia profesional y sostenible que se compromete con el paciente para mejorar su salud y contribuir también a la eficiencia del sistema sanitario. Entre ellas, establecer un diálogo constante con pacientes y usuarios de la Farmacia para detectar nuevas necesidades o incrementar su labor en Salud Pública. Se habló, incluso, de crear una cartera de servicios que ofrecer a los proveedores de salud públicos y concertados. Son, sobre todo, tiempos para escuchar a la gente.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios