El hospital implanta una técnica para pacientes con Parkinson muy avanzado

  • La bomba de apomorfina permite un mejor control de los fenómenos de bloqueo de estos pacientes

El hospital de Jerez ha implantado una nueva técnica para los pacientes con enfermedad de Parkinson muy avanzada. Se trata de la denominada bomba de apomorfina, un aparato que permite tener un mejor control de los fenómenos de bloqueo o inmovilidad que sufren estos enfermos.

La bomba de apomorfina es un aparato que el paciente lleva con un cinturón y que cuenta con un percusor programable que administra la medicación de forma continua al paciente, por vía subcutánea. La bomba se enciende por la mañana y se apaga por la noche.

La doctora María José Vila Duplá, jefa de la Unidad de Gestión Clínica de Neurología del hospital jerezano, explica que hasta la fecha los pacientes a los que se les indicaba esta técnica tenían que desplazarse a otros hospitales de Andalucía, lo que suponía un importante trastorno para ellos, fundamentalmente debido a su alto grado de dependencia.

La apomorfina se utiliza para tratar los llamados bloqueos, que son problemas de movilidad y dificultad para caminar y hablar bruscos que presentan los pacientes de Parkison en fase avanzada.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios