Los inmigrantes consumen menos medicamentos que los españoles

  • La población extracomunitaria afincada en España opta, más que el resto, a medicinas alternativas.

Los inmigrantes consumen menos medicamentos que los españoles. Así lo asegura un estudio que han realizado investigadores de la Universidad Rey Juan Carlos y que acaba de ser publicado en la revista Pharmacoepidemiology and Drug Safety.

EL trabajo, titulado Patrones de consumo de medicamentos en la población inmigrante, ha sido desarrolladpa por profesores de Medicina Preventiva y Salud Pública de la universidad madrileña.

Esta investigación revela que el 58,5% de los inmigrantes aseguran haber consumido alguna medicación en las dos últimas semanas, 13,22 puntos menos que el 71,72% de españoles que afirma haberlo hecho.

De acuerdo con los datos ofrecidos por el estudio, los españoles consumen más medicamentos para las enfermedades coronarias, el colesterol, la diabetes, el reumatismo y para controlar la presión sanguínea, así como antidepresivos, estimulantes, tranquilizantes, relajantes musculares y pastillas para dormir.

Por el contrario, los inmigrantes consumen, según estos mismos resultados, más analgésicos, píldoras anticonceptivas y medicamentos contra la gripe, el catarro y el dolor de garganta, y, además, toman más vitaminas y minerales que los españoles.

En cuanto a las semejanzas entre unos y otros a la hora de consumir medicamentos, el estudio destaca que hay ciertas variables comunes.

Las mujeres consumen más medicamentos que los hombres -casi el doble-, y quienes más los toman son las personas mayores, las que sufren enfermedades crónicas y las que tienen una percepción negativa de su salud.

Según la investigadora principal encargada de dirigir el estudio, Pilar Carrasco, existe una relación probada y documentada con datos estadísticos entre el consumo de medicinas alternativas y un mayor consumo general de medicamentos. Esto ocurre, a juicio de Carrasco, "sobre todo, en el caso de los inmigrantes extracomunitarios, que no disponen de conocimientos de salud sólidos como los que tienen, por ejemplo, en la UE, Estados Unidos y Canadá".

Carrasco ha señalado que "entre los inmigrantes extracomunitarios que toman medicinas alternativas se llega a duplicar el consumo de medicamentos en general", ha asegurado.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios