Día Europeo de la Salud Sexual

Los jóvenes que tienen entre 20 y 35 años, los más afectados por las ETS

  • Los expertos subrayan el problema de salud pública que suponen en España las enfermedades de transmisión sexual.

Comentarios 1

Si alguien piensa que las ETS son cosa del pasado, de cuando la sífilis se asociaba a escritores ilustres como Guy de Maupassant o Lord Byron, está muy equivocado. Este tipo de infecciones siguen más vigentes que nunca, según han denunciado desde distintas sociedades médicas en el marco del Día Europeo de la Salud Sexual que se ha celebrado coincidiendo con San Valentín.

La Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) ha destacado que se trata de un problema que afecta a gente muy joven ya que, de hecho, más del 50% de las infecciones de este tipo se producen en personas de entre 20 y 35 años. También la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas (SEIMC) ha aprovechado el Día Europeo para recordar que este tipo de infecciones han aumentado en España "debido al miedo que se ha perdido al contagio y a los cambios en las conductas sociales".

En concreto, han advertido desde la entidad, se ha registrado en los últimos años un aumento de casos de sífilis y de infecciones por clamidias, como el linfogranuloma venéreo. Además, se ha observado un aumento de la aparición de resistencias a antimicrobianos en la gonorrea.

Esta es precisamente una de las patologías de transmisión sexual de declaración obligatoria, cualidad que comparte con la sífilis. Según el Instituto de Salud Carlos III, dependiente del Ministerio de Economía y Competitividad, el número de casos declarados de esta patología en España ha experimentado un importante crecimiento en seis años al pasar de cerca de cuatro infecciones por cada 100.000 habitantes en 2006 a 7,8 en 2012, cuando se confirmaron un total de 3.641 contagios.Según los mismos datos, otra de las enfermedades de transmisión sexual que registró un aumento en ese mismo periodo fue la infección gonocócica (gonorrea), de la que en 2012 se registraron 3.042 casos, lo que supone una incidencia de 6,59 casos por 100.000 habitantes. De hecho, el número de casos prácticamente se duplicó desde 2006 y fueron de nuevo los hombres los más afectados, con edades comprendidas entre los 25 y 34 años.

También en el ámbito de las enfermedades de transmisión sexual, la infección por la bacteria clamidia experimentó entre 2007 y 2012 un incremento en el número de diagnósticos al pasar de 101 a 799. En este caso, los afectados fueron mujeres y hombres en la misma proporción y la edad media se situó en los 29 años.

Como recuerdan los dermatólogos Teresa Puerta y Pedro Herranza, de la AEDV, es especialmente importante la sospecha de que se padece la enfermedad para detectarla, ya que algunas de estas patologías no se asocian a lesiones cutáneas visibles. "En muchas ocasiones no presentan síntomas, ni se puede observar ningún signo clínico", apuntan y añaden que esto es más frecuente en las mujeres o cuando la infección tiene "localizaciones extragenitales", como la faringe o el recto.

La buena noticia es que todas las infecciones de este tipo tienen tratamiento. Las terapias existentes pueden ir destinadas a erradicar el microrganismo que lo causa o, como en el caso del VIH, a mantener bajo control su replicación.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios