"Como en judo, aprovechamos la fuerza del paciente para ayudarle"

Xavier Amador se ha convertido en un conferenciante habitual de los foros internacionales de Psicología Clínica. Sus teorías sobre el insight (conciencia de la propia enfermedad), y la experiencia personal como hermano de un paciente, han convertido sus ideas en método para mejorar el tratamiento de la esquizofrenia. Su libro No estoy enfermo, no necesito ayuda s las resume.

-¿Puede llegar a modularse la percepción que un paciente con esquizofrenia tiene de si mismo?

-Cuando a una persona le diagnostican la enfermedad se produce una situación terrible en el seno de la familia. Muchos pacientes se enfrentan a su entorno. rechazan la medicación y complican su tratamiento. Esto incide en los índices de suicidio. Hablamos de anosognosia, la negación de la propia patología neurológica. Ahora sabemos cómo enfrentarnos a eso.

-¿Cómo debe un médico o un familiar acercarse al paciente?

-Lo primero que debe hacer un médico es no discutir. No entrar a argumentar con el paciente. A tarvés de este libro muchas familias han entendido la importancia de eso. Hace un par de años alguien se me acercó, enfadado con mi libro, pero agradecido porque sus familiares habían dejado de imponerse o discutir con él. Si el paciente no te ve como un opuesto, habrá más posibilidades de acercarse a él y poder ayudarle.

-Ha creado un método basado en el enfoque emocional de ese abordaje. ¿En qué se basa?

-Es importante establecer un vínculo emocional con el paciente. Así, aunque él no se considere enfermo estará más receptivo a los tratamientos. Tendrá muy claro que su padre o su médico lo aprecian. Aunque no se considere un enfermo pensará: debo tomar mi medicación por ellos, por nuestra relación. El proceso se basa en cuatro pasos: saber escuchar, empatía, llegar a acuerdos y estrechar lazos.

-¿En qué se diferencia del acercamiento clásico?

-Desde el LEAP Institute estamos enseñando a aplicar esto. Es una cuestión de práctica. Aprender a darle al paciente tu opinión. Incluso pedir disculpas. La diferencia entre esto y una aproximación estandar es la difrencia entre boxeo y judo. En judo aprovechamos la fuerza del oponente para abatirlo. Utilizamo su interés para acercarle el tratamiento, no como una imposición.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios