Los médicos de familia resuelven las dudas de los padres sobre el VPH

  • El origen de la infección del Virus del Papiloma Humano y la edad recomendada para la vacunación centran las cuestiones que suelen plantearse en la consulta

Desde que se incorporara al calendario vacunal el año pasado, cerca de 45.000 niñas andaluzas están llamadas a vacunarse contra el Virus del Papiloma Humano (VPH), principal causante del cáncer de cérvix. Pediatras, ginecólogos y médicos de familia son los profesionales que mantienen un contacto más estrecho con las niñas y sus padres, resolviendo las dudas que éstos plantean.

Encarna Campos es médico de familia de la Zona Básica de Salud San Juán-Gelves, en Sevilla. En su opinión, la información previa ha sido clave para favorecer la tranquilidad de los padres al respecto. Según comenta, la duda principal es sobre la edad límite, especialmente en casos en los que los padres tienen dos hijas: una de 14 años y una de 15.

"Explicamos que la de 15 no tiene que vacunarse si ya ha tenido relaciones sexuales. Si nos las ha tenido, podría vacunarse, pero soportando el coste total de la vacuna. Por eso recordamos que el programa de cribado del cáncer de cérvix sigue siendo una herramienta fundamental. El protocolo aconseja la realización de citologías cada dos años una vez iniciada la vida sexual; si ambas son negativas, se realizarán cada tres años". "También solemos explicar eso para recordar que la vacuna que aplicamos protege de dos de los 15 subtipos de VPH más patógenos dentro de los 118 conocidos", añade.

Según explica Marisa Valiente, médico de familia y vicesecretaria de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (Semfyc), la mayoría de las preguntas van orientadas hacia la infección causada por el virus y cómo se adquiere. "La transmisión del VPH se realiza por las relaciones sexuales y, por tanto, siempre hay que tomar precauciones para prevenirla. Hacemos hincapié en la importancia de los métodos anticonceptivos, no podemos crear la falsa percepción de protección frente a otras enfermedades de transmisión sexual", afirma Valiente. Otra de las cuestiones habituales de los padres hace referencia a los posibles efectos secundarios de la vacuna. En este sentido, "la vacuna es segura y solo conocemos algunas reacciones locales en la administración", matiza. El teléfono de información sanitaria de la Junta de Andalucía, Salud Responde, ha recibido numerosas consultas. "Las propias adolescentes susceptibles de vacunarse o los padres han consultado detalles sobre las ventajas de la vacuna, quién y a qué edad se administra o qué deben hacer aquellas niñas que ya han cumplido la edad de corte del programa de vacunación", comenta Javier Fernández, coordinador de Servicios de Salud Responde. En 2008 se vacunaron las niñas nacidas en 1994 y este año corresponde a las nacidas en 1995.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios