Educación Los docentes critican la falta de medios

El miedo a la gripe A provoca un alza en el absentismo en las aulas

  • Educación sólo remite a los centros instrucciones con las medidas a llevar cabo en el caso de que algún alumno llegue con síntomas · Algunos institutos de Secundaria han decidido cerrar sus fuentes

Comentarios 1

El miedo al contagio de la gripe A está provocando que en muchos colegios e institutos de la capital se esté produciendo un alza en el absentismo, según el sondeo realizado por El Día en casi una treintena de centros educativos, tanto de Primaria como de Secundaria. Ante el primer síntoma, las familias prefieren dejar a sus hijos en casa y presentar un justificante médico, a pesar de que se trate de la gripe común o de un simple resfriado.

Para evitar problemas en las aulas y los temidos contagios, la Consejería de Educación emitió una serie de instrucciones que los centros tienen que cumplir a rajatabla. En primer lugar, son los profesores los que se tienen que encargar de detectar si un alumno está enfermo o no. El problema que encuentran los docentes consultados por este periódico es que carecen de termómetros y ningún material preventivo, como guantes, mascarillas y tampoco geles antisépticos. "Educación sólo nos ha dotado de instrucciones, pero no de material", apuntó Francisco Luque, un profesor de Secundaria del instituto Trassierra. "Si apreciamos que un alumno puede estar contagiado sólo lo podemos detectar si tiene fiebre por el tacto", criticó. En su centro sí se ha notado que las bajas por enfermedad han aumentado en las últimas semanas. Es más, ante la falta de material sanitario, la jefa de estudios del Trassierra, Inmaculada Troncosa, reconoció ayer que "hay varios alumnos en reposo", pero no supo concretar si padecen gripe A. Por eso y para evitar más contagios, este centro ha decidido adquirir, por su cuenta, soluciones alcohólicas, que han incorporado en sus baños.

Se trata de una opción que también ha llevado a cabo la dirección del instituto Medina Azahara, según explicó su jefe de estudios, José Antonio Martínez. En concreto, en este centro de Secundaria se han colocado dispensadores en el aula de informática. Martínez recordó que principio de curso se celebraron reuniones en las que se informó al profesorado acerca de las medidas que debían tomar al detectar a algún alumno enfermo. "Si el chaval tiene gripe se le manda directamente a casa", indicó y reconoció que hasta la fecha "hemos mandado, como mucho a tres estudiantes, pero sin saber si tiene gripe A".

Además de los dispensadores en los cuartos de baño, otros centros han optado por cerrar las fuentes de agua, como es el caso de los institutos La Fuensanta y Alakhen II. En el primero de ellos, según afirmaron desde la dirección, la falta de alumnos por la gripe estacional "es algo habitual" y consideraron que con el nuevo virus "hay mucha psicosis". El cierre de la fuente, continuaron, se ha debido a la prevención de posibles contagios.

Por su parte, el jefe de estudios del instituto Alakhen II, José Manuel Horca, señaló que hasta el momento "hemos tenido a un alumno afectado", pero descartó la existencia de problemas entre los estudiantes. Como medidas preventivas frente al virus, el centro ha cerrado las fuentes y también ha ubicado geles antisépticos en los baños.

Y mientras estos centros han tomado estas decisiones, en colegios de Primaria como el López Diéguez son los alumnos más pequeños "los que han traído los geles", afirmó su secretario, Manuel Luque, quien aseguró que "hasta la fecha no han faltado ningún alumno".

Los profesores encuestados reconocen la dificultad de saber si finalmente los alumnos a los que se manda a casa por presentar algún síntoma de la enfermedad padecen gripe A y aseguran que, en la mayoría de los casos, permanecen en sus domicilios entre cuatro y cinco días.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios