La mortalidad por cáncer infantil disminuye un 57% en tres décadas

  • En España se detectan entre 900 y 950 casos nuevos por año · Con motivo del Día Internacional del Cáncer Infantil padres de afectados solicitan que las unidades de Oncología se adapten a adolescentes

La mortalidad del cáncer infantil ha disminuido un 57% desde 1980, alcanzando en la actualidad un índice de supervivencia del 77%, según informó la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) con motivo de la celebración el pasado lunes del Día Mundial del Niño con Cáncer. A pesar del descenso de su letalidad en las últimas décadas, el cáncer es la primera causa de muerte por enfermedad en niños de 0 a 14 años dentro de los países desarrollados. En España, se detectan entre 900 y 950 casos nuevos por año y, estadísticamente, el tumor infantil supone entre el 0,5 y el 1 por ciento del total de neoplasias, según los datos del Registro Nacional de Tumores Infantiles (RNTI), entidad financiada por la AECC. La mayoría de los cánceres infantiles son leucemias (un 28% del total de neoplasias infantiles) seguidas de los linfomas con un 14 por ciento del total. El resto se reparte entre tumores del sistema nervioso central, del sistema nervioso simpático y sarcomas. Cada año, fallecen en España más de 350 niños y adolescentes (entre 0 y 19 años) a causa del cáncer, según los datos del citado registro.

La Federación Española de Padres de Niños con Cáncer ha querido centra la atención este año en la población de adolescentes de entre 15 y 18 años que también sufren este mal. En su manifiesto explican que "la mayoría son atendidos en las mismas unidades en las que se atiende a los adultos. Otros tienen la suerte de recibir tratamiento en las unidades de infantil. Parecen no tener un sitio adecuado todavía". Desde la Federación consideran necesaria la creación de Unidades de Cáncer para Adolescentes porque actualmente la adolescencia se concibe como un periodo de transición, como una etapa que transcurre desde la niñez a la edad adulta.

Supone numerosos cambios biológicos, psicológicos y sociales. "Los adolescentes con cáncer tienen derecho, por sus especiales características a tener una atención personalizada y especializada. Es un derecho que todos los padres queremos para nuestros hijos", afirman. Además, consideran que el impacto psicológico puede ser más devastador a esta edad y necesitan personal especializado que les ayude. Requieren de un ambiente específico. Es bueno que compartan experiencias con otros adolescentes como ellos. La comunicación con ellos es distinta a la de niños y adultos. Por su parte, el doctor Luis Madero, presidente de la Fundación Española de Pediatría y jefe de servicio de Onco-Hematología del Hospital Niño Jesús de Madrid, quiere lanzar un mensaje positivo a todos los padres: "hoy en día el cáncer infantil es una enfermedad tratable y curable". Y es que, en torno al 70% de los casos se curan. Los avances desarrollados en los últimos años, "están permitiendo individualizar las terapias desde el punto de vista de los factores pronósticos. Así, cada niño podría contar con un tratamiento más a medida", apunta el doctor. Junto a esto, el abordaje multidisciplinar de todos estos casos, son los responsables de estos resultados tan favorables. Dentro de este escenario tan esperanzador, existe aún una asignatura pendiente: el diagnóstico temprano. "Todavía muchos casos se detectan cuando ya están en estadios avanzados". La mejora de esta situación pasa por potenciar "la formación de los pediatras en el campo de la oncología", añade el especialista.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios