El 90% de las osteoporóticas gozan de buena calidad de vida

  • Una encuesta internacional realizada para la campaña 'Mujeres sin edad' refuta la creencia de que las mujeres con osteoporosis son enclenques y vulnerables

Las mujeres con osteoporosis tienen una profesión, una familia, viajan y gozan de una vida intensa de una forma que hubiera asombrado a sus madres. Así, 9 de cada 10 no quieren permitir que esta enfermedad les impida vivir con total plenitud. Además, el 85% de las mujeres que padecen esta enfermedad se describen como activas, únicamente el 23% siente que son "enclenques y frágiles" y el 31% piensa que la patología ha tenido un impacto negativo en su vida.

Todos estos datos se desprenden de una encuesta realizada a 500 médicos y 1.000 mujeres y que constituye la piedra angular de la campaña Mujeres sin edad, una iniciativa puesta en marcha por la Fundación Internacional de Osteoporosis y la Asociación Internacional de Mujeres Médicas con la colaboración de Novartis que tiene como objetivo refutar estereotipos pasados de moda y concienciar a las mujeres sobre una enfermedad que padecen alrededor de tres millones de personas en España.

La campaña está apadrinada por la actriz Ursula Andress, diagnosticada de osteoporosis, quien ha manifestado estar "encantada de apoyar esta campaña porque va dirigida a mujeres independientes como yo, con una vida activa y plena y que no queremos que la osteoporosis disminuya nuestro deseo de vivir ni nos haga prisioneras. Con un diagnóstico precoz, una actitud positiva y el tratamiento que mejor se adapte a vuestro estilo de vida, la osteoporosis no tiene por qué alterar vuestra vida cotidiana". Por el contrario, los médicos encuestados tienen una imagen más estereotipada de la enfermedad y de quienes la padecen. De hecho, más de la mitad describió a las mujeres con osteoporosis como "enclenques y frágiles". Por otra parte, en conjunto, el 75% considera que la osteoporosis ha tenido un impacto negativo sobre la percepción de la vida por parte de las mujeres y el 61% cree que la osteoporosis impide que las mujeres participen en actividades cotidianas como ir de compras.

El punto de vista de las mujeres y de los profesionales sanitarios también difiere en relación al mejor tratamiento. Así, mientras los médicos piensan que sólo un 33% de ellas había olvidado alguna vez tomar una de las dosis, el 70% de las mujeres confiesa que accidental o deliberadamente había dejado de tomar una dosis. Entre los motivos citados para no tomar de forma deliberada el medicamento señalan las instrucciones terapéuticas confusas y la incomodidad del tratamiento que interfería con la vida cotidiana.

Los resultados de la encuesta ponen de relieve un objetivo compartido. Tanto las mujeres como los médicos están de acuerdo sobre la importancia de encontrar un tratamiento eficaz y más cómodo que permita a la mujer mantener su estilo de vida y controlar la enfermedad año tras año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios