Autoinmunes

Los pacientes con lupus deben protegerse del sol en invierno

  • Los rayos ultravioletas pueden provocar una serie de reacciones fotosensibles.

El sol puede resultar dañino para los pacientes que tienen enfermedades autoinmunes, como lupus, incluso en los meses de invierno porque puede ser un desencadenante de un brote de la patología provocando reacciones fotosensibles como erupciones cutáneas, fiebre, fatiga, inflamación y dolor articular, entre otros síntomas.

Por eso, los expertos de la Sociedad Española de Reumatología (SER) insisten en la necesidad de que estos afectados usen cremas de fotoprotección solar también en esta época del año, aunque no haga sol.

El doctor Iñigo Rúa-Figueroa, del Servicio de Reumatología del Hospital Universitario Doctor Negrín de Gran Canaria, ha señalado que "no hay que olvidar que los rayos del sol también están presentes en los días nublados y que el paciente que es sensible a la luz, lo es también a los rayos ultravioletas del tipo A (rayos UVA)".

A su juicio, lo correcto es que estos enfermos adquieran hábitos de protección frente al sol durante todo el año, no sólo en verano, ya que, de lo contrario, pueden sufrir un brote de enfermedad que puede llegar a ser grave, afectando a de órganos internos como el riñón.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios