Las personas con discapacidad mental y psicosocial están entre las más marginadas

  • Un nuevo informe de la OMS pone de manifiesto la vulnerabilidad de estos pacientes

Las personas con discapacidad mental y psicosocial se encuentran entre los grupos más marginados en los países en desarrollo. Aunque los agentes del desarrollo se han comprometido a centrar su labor en los miembros más vulnerables de la comunidad, muchos programas siguen desatendiendo y excluyendo a este grupo. Este es el mensaje de un nuevo informe de la Organización Mundial de la Salud sobre el desarrollo y la vulnerabilidad de las personas con problemas de salud mental que se presentó la semana pasada en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York, Estados Unidos. Según el informe, la mayoría de los programas de desarrollo y alivio de la pobreza no llegan a las personas con discapacidad mental o psicosocial. Por ejemplo, un 75% a 85% de ellas no tienen acceso a ninguna forma de tratamiento para sus trastornos mentales. Las discapacidades mentales y psicosociales se asocian a tasas de desempleo que pueden llegar al 90%. Además, a los afectados no se les proporcionan oportunidades educativas y laborales que les permitan realizar todo su potencial. "Para cambiar esta situación es necesario que los organismos de desarrollo le presten más atención", ha dicho el doctor Ala Alwan, subdirector general de la OMS para Enfermedades No Transmisibles y Salud Mental. "La falta de notoriedad, participación y poder de las personas con discapacidad mental o psicosocial requiere un esfuerzo adicional para atenderlas y hacer que participen de forma más directa en los programas de desarrollo", explica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios