Alimentación

Un poco menos del plato principal y más fruta

  • Incluir mayores cantidades de fruta y verdura en detrimento de las comidas fuertes mejora el perfil de la dieta en la infancia.

Un estudio demuestra que reducir el tamaño de las porciones del plato principal del almuerzo de los preescolares permite agregarles más frutas y verduras como acompañamiento y que consuman menos calorías totales.

Los autores aseguran que los resultados proporcionan a los padres una estrategia para alentar a sus hijos a ingerir más verduras, mientras la obesidad infantil sigue aumentando y la población infantil no consume las porciones de frutas y verduras recomendadas. "Hay que ser cuidadosos (con los platos principales) y servir las porciones adecuadas para cada edad", dijo Sara Sweitzer, especialista en nutrición de la Universifdad de Texas. "Si los niños quedan satisfechos con la entrada, seguramente dejarán para el final las verduras y las frutas", agregó Sweitzer, que no participó del estudio pero analizó los resultados para Reuters Health.

"Los padres tienen que animarse a preguntarles si quieren todo el sándwich o sólo la mitad", recomendó la especialista. En un establecimiento preescolar de Pensilvania, un equipo les sirvió a 17 niños seis variedades del mismo almuerzo un día por semana. El equipo de Jennifer Savage, de la Pennsylvania State University, observó que a mayor tamaño de la entrada, más fideos (el plato principal) y menos acompañamientos saludables comían los niños.

Los preescolares comieron casi toda la porción pequeña de fideos, con unas 145 calorías. Cuando se les sirvió la entrada más pequeña, los niños comieron casi la mitad de los acompañamientos saludables, incluidas las frutas y las verduras, comparado con apenas un cuarto cuando recibían la porción más grande de fideos con queso, según publica el equipo en American Journal of Clinical Nutrition.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios