Una tecnica de selección de espermatozoides mejora en un 10% la tasa fecundación

  • El nstituto Valenciano de Infertilidad (IVI) la ha aplicado por primera vez en España.

El Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) aplica por primera vez en España una nueva técnica de selección de espermatozoides que mejora en un 10% la tasa de fecundación y que ya ha permitido trece gestaciones en la clínica que la entidad tiene en Valencia.

Esta técnica, denominada "MACS", consiste en la selección celular inmunomagnética, que separa los espermatozoides sanos de los dañados y destinados a morir sin lograr la fecundación, que suponen aproximadamente el diez por ciento del total.

La eliminación de los espermatozoides dañados mejora la capacidad del óvulo e incrementa la posibilidad de embarazo, según las fuentes, que han indicado que la calidad de los espermatozoides es uno de los factores que determinan el éxito de las técnicas de reproducción asistida.

La proteína Anexina V, conjugada con partículas magnéticas, tiene la capacidad de reconocer a los espermatozoides apoptóticos (aquellos que van a morir antes de poder fecundar al óvulo) uniéndose a ellos y permitiendo separarlos de los espermatozoides sanos.

Gracias a un imán, los espermatozoides marcados por la proteína se quedan retenidos en las columnas de filtrado por las que pasa la muestra de semen y los que no se quedan imantados son los candidatos a ser utilizados en las distintas técnicas de reproducción asistida.

Con este nuevo sistema, el IVI ha conseguido las primeras 13 gestaciones en España fruto de un estudio para determinar qué método de selección es más eficaz en relación al tipo de paciente sin que influya el factor humano en ninguna de las fases.

"Aunque los métodos de selección espermática ya son conocidos, todavía existen pocos datos del uso clínico de estos métodos y con este estudio aplicado conseguimos evaluar su potencial uso para la optimización de los tratamientos de reproducción asistida", ha destacado Laura Romany, del departamento de Andrología del IVI.

Esta tecnología de selección celular inmunomagnética se utiliza ya con éxito en distintos ámbitos médicos como el aislamiento de células madre de cordón umbilical para niños con leucemia o el uso de sangre periférica para aislar células madre y realizar un trasplante de médula ósea en pacientes con cáncer tras quimioterapia o radioterapia.

Sin embargo, es la primera vez que en España se utiliza clínicamente en el campo de la reproducción asistida, según las mismas fuentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios