El trabajo con la economía articular evita la deformidad

  • Los equipos móviles de rehabilitación y terapia ocupacional modifican hábitos eliminando la sobrecarga gestual

Cuando un Equipo Móvil de Rehabilitación y Terapia Ocupacional acude al domicilio de una persona con artritis reumatoide "trabaja para que el afectado simplifique su trabajo, ahorre energía, y sobre todo, evitar la deformación física", explica Esther González Pavón que es terapeuta ocupacional del equipo móvil del distrito Sevilla . Para ello, trabajan con pautas de economía articular, una técnica que en función de la articulación afectada modifica hábitos de la vida diaria para que no haya sobrecarga. Estos hábitos de vida pueden ser tan variados, y aparentemente anodinos como encender una cerilla, atarse los cordones de los zapatos o entrar en la bañera. Sin embargo, del gesto adecuado en su realización dependerá la salud de la articulación. Además, cuando se requiere "creamos férulas con material termoplástico sobre una necesidad concreta" , apunta la especialista. Las férulas pueden facilitar desde el movimiento en tareas como cocinar, hasta servir de reposo y tratamiento de una articulación para que no se deforme.

Por otro lado, hay un mercado emergente entre los pacientes con artritis. Y es que se han creado decenas de instrumentos específicos para la ejecución de tareas cotidianas. Entre estos dispositivos se encuentran cuchillos y cortauñas especiales, coge bolsas, adaptaciones cilíndricas para el bolígrafo o teclados del ordenador flexibes. Aún así, su coste hace que muchos pacientes no puedan tener todos los que quisieran.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios